Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Y comenzó a rodar la era Quique Setién, pareciera ser época de transición en donde un llamado de atención indica observar seriamente a esa cantera de canteranos azulgrana. Nada mas auspicioso que leer, investigar, hurgar de que se trata La Masía. Son varios los elementos de los que se fuera nutriendo a través del tiempo… y del correr de un balón: ser siempre ofensivo, privilegiar técnica y posesión de pelota como herramienta para llegar a un fin y no por la posesión misma.

Pero existe una palabra mágica: “jóvenes”, jóvenes talentos detectados a tiempo como para poder llevar adelante todo ese proceso necesario y al fin, obtener ese producto tan deseado, apetecido: el crack con sello culé. En estos 40 años de trayectoria formativo educacional, integral, concreta muchos nombres y apellidos danzan en el firmamento de este maravilloso proyecto: un presidente que allá por el año 1961 decidiera transitar estos caminos, su nombre: Enric Llaudet quien confiara a Ladislao Kubala (mítica estrella del balompié) la dirección de esa escuela futbolística. Lógico suponer: como todo gran emprendimiento: subas y bajas, se diría que el gran despegue ocurrió en el año 1972 con el presidente Montal, quien convocara para hacerse cargo a Laureano Ruiz como DT a cargo del fútbol base. Y así sucesivamente: se llegó a la tan ansiada continuidad, manera excelsa de obtener buenos resultados deportivos (también en otros órdenes de la vida). Muchos apellidos míticos estuvieron asociados a La Masía: J. Cruiff, A.Ferrer, P. Guardiola y tantos más.

Quizás un verdadero hito de nuestros tiempos fuera, cuando en el año 2008 Guardiola lograra el ascenso con el Barcelona B, el éxito comenzó a llamar de manera insistente a las puertas de aquel equipo 1987 y muchos de sus integrantes: Césc Fábregas, Gerard Piqué y un tal Lionel Messi. Posteriormente se sucederían otras estrellas: Xavi, Iniesta etc. La mesa estaba servida para cuanto se vendría: éxitos, palmarés, años de oro del club Catalán. ¿Cómo olvidar todo ello? Claro, no siempre prevalece aquello que definimos como “genios, genialidades”: circunstancias, hechos, casualidades/causalidades…pero: lo que sí puede afirmarse, con alto grado de posibilidades: para obtener una buena cosecha, en la siembra se deben extremar las precauciones: mejores semillas, tierra que asegure buenas simientes…y el cuidado de los retoños.

Sabemos que La Masía recibe a adolescentes de distintos países del mundo, culturas, idiomas…asegura formación/educación en sus distintas escalas, algo primordial para la vida futura de estos jovencitos. ¿Lo demás? Dependerá de sus propias habilidades y el grado de perfeccionamiento al cual arriben con los equipos profesionales/técnicos de esta maravillosa disciplina: fútbol.

Todo este breve pantallazo para rescatar el valor de esta escuela de excelencia, que precisamente en este primer partido, un “salir a escena” de Quique se viera reflejado en cancha: oxigeno protagónico: Ansu Fati, Riqui Puig, Carles Pérez…sin olvidar a quienes vienen transitando el sendero: desde Messi, Busquets, Alba, Piqué, Sergi Roberto. ¿En definitiva? es beneficioso que el nuevo Mister: se involucre directamente con los canteranos culés. Tantas veces las urgencias, exigencias, no admiten esperas, ante ello se sale a buscar estrellas internacionales…no obstante: prohibido olvidar: La Masía no debe dejar de ser el pasaje directo al Camp Nou.

Néstor Nanni

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This