Seleccionar página

En los prolegómenos del clásico que despierta interés en todas partes del mundo – Barcelona vs Real Madrid – donde estos equipos, se verán las caras después de distintos inicios de Champions y los subi y baja en la Liga española, no dejan de surgir imponderables que conmueven a este fútbol en plena pandemia de Covid 19.

Nuevamente vemos que aquellos que creen ser los dioses de la pluma (ahora los teclados) pretenden seguir líneas perimidas para estos tiempos. ¿Qué es eso de ataques racistas a jugadores de este hermoso deporte? El  ”buen señor de las letras” Salvador Sostres, se cree con derecho de volcar en el medio donde escribe ataques vergonzantes contra Ansu Fati.

Debiera rescatar, la vida de estos hermanos que debieron afrontar la subsistencia desde situaciones totalmente adversas, desventajosas, superarse y así afrontar carreras profesionales, destacándose en este caso de manera brillante. Seguramente Salvador (que no salva a nadie) habrá visto a una pelota de fútbol solamente en fotos y/o videos, a la edad en que Ansu deslumbra a multitudes.

Pero claro, desde un teclado se manifiesta impune y señorial, olvidando penurias, vidas y sacrificios de muchas personas. Seguramente este personaje adhiere a la meritocracia como manera de llegar, olvidando que precisamente la meritocracia se basa fundamentalmente en las oportunidades (y/o no) que podemos tener cada uno/a de nosotros/as en esta vida que es la única que conocemos.

Parece ser que pensamientos neo nazis siguen floreciendo en distintos lugares del mundo. La raza que nos identifica es la humana, todos, absolutamente todos deberíamos ser iguales ante el Dios que nos asista y las leyes que nos rigen para vivir en sociedad.

Si nos eleváramos al Cosmos, que veríamos ¿color de piel? ¿o solamente registraríamos a personas moviéndose en los distintos ámbitos? Recuerdo, la sangre humana es roja para todos/as.

El club Barcelona orgánicamente, debe iniciar acciones legales al medio que permitiera esta publicación y al señor Sostres responsable directo de las barbaridades que volcara en aquel.

En lo demás, solo resta desear que Ansu tenga todo el respaldo de compañeros de plantilla y parcialidad – no ya solo del culé – sino de todos/as los que amamos al fútbol en el mundo, y en este clásico del día sábado, muestre sus cualidades increíbles de futbolista profesional.

Gracias Ansu Fati por todo lo que nos brindas.

Néstor Nanni

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This