Seleccionar página

En pocos días, se da vuelta la página para enfrentar la Champions y sus desafíos. La plantilla cargará con una parte final de la Liga que dejó sinsabores y distintos dimes y diretes, tan propios en estas circunstancias.

Observar los distintos sitios partidarios por momentos marea: un ejército de nombres y eventuales refuerzos para el Barsa, que en muchos casos pasará a engrosar un largo listado de barbaridades que se dicen en toda época pre fichajes.

Las parcialidades, en mi opinión simple y directa, deben respetarse como también así al club y jugadores involucrados en esa danza de “futuras incorporaciones”, todos los sectores están compuestos por seres humanos, con sus vaivenes emocionales lo cual actuar de aquella manera, tiende a dejar tantas secuelas en todos ellos.

Lo realmente importante es ver como el Fútbol Club Barcelona enfrenta el cotejo ante el Nápoles, no solo desde lo netamente futbolístico, sino también desde lo anímico. No se debe perder de vista que esta Champions muestra un perfil distinto, breve, sin tantos viajes.

Con respecto a los refuerzos, será tarea de la Directiva y cuerpo técnico, recordando que mundialmente esta pandemia redujo ostensiblemente todo lo concerniente a las arcas de distintas instituciones. ¿El fútbol? también sufrirá esta malaria. En situaciones de este tipo, se debe ser muy responsable con el dinero a invertir en contrataciones.

Se habla de relajar la situación interna (jugadores, directiva, técnico), hasta de pactos. El único pacto que funciona en competiciones de este tipo, son triunfos que sanan las heridas. Es de esperar que toda esta pléyade de profesionales en lo suyo, estén a la altura de las circunstancias. Lo esencial será dejar de lado tantos temas conflictivos, enojosos dirimiéndose en la justicia para ver una plantilla en estadio, destrozando porterías rivales con todo el respaldo blaugrana.

Si las palabras de Messi sirvieron a la causa que se debe enfrentar, a corto plazo se verán los resultados. Los ídolos como tales, tienen la posibilidad de avizorar momentos para saber cómo afrontarlos. ¿Quién mejor que Lío para conocer el riñón Barcelonista?. Si bien un tango de Gardel dijera “veinte años no es nada…”, para el delantero argentino en estos veinte años con él blaugrana, él club catalán encierra muy pocos secretos.

Néstor Nanni

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This