Seleccionar página

Vimos un descolorido muestrario del Barcelona, totalmente fuera de contexto, alejado del sentir culé. De manera indubitable surgen claras evidencias, no se logró reemplazar a los jugadores que se alejaron de la plantilla: Xavi, Iniesta, Neymar. No se logra recomponer aquella línea de juego que tenía a Lio como artífice de sus grandes momentos, ninguno de quienes llegaran al Barcelona lograron/logran acceder a ser los socios que el “10” necesita para encarar al área rival como definidor letal. Ni Griezmann, Vidal, en su momento Coutinho estuvieron/están a la altura de las circunstancias.

Así vemos a un Messi que se tiene que retrasar unos metros, hilvanar jugadas, tirar paredes que no llegan a concretarse, que fracasan. Se suman minutos intrascendentes, máxime cuando sabemos que los rivales rodean a Lio, suman marcas, que no tiene con quien/quienes descargar para ir a buscar. Muchos de sus compañeros, aún distan de retomar sus niveles conocidos – Suárez, Vidal, Griezmann – solo un Jordi Alba, en parte Piqué, ter Stegen, Semedo, Busquets, hasta allí llegamos. Hace dos días mas que un Sevilla complicado, vimos a un Barcelona preso de sus limitaciones.

Debo creer que la dirigencia debe tener preocupaciones extremas, a la hora de analizar el futuro blaugrana. También es cierto que el panorama mundial, en materia de jugadores aptos para el juego que necesita el equipo, no ofrece alternativas valederas. Jugadores sobrevaluados, sin el nivel de excelencia requerido. ¿Porque carril se desarrollarán las tratativas en cuanto a los refuerzos? ¿Lautaro Martínez solamente podrá revertir esta actualidad con tantas dudas? ¿Cuál será la posición del capitán y estrella barcelonista?

Cuando existen muchas preguntas, no es un buen síntoma para esta institución. Tal vez sea hora de prestarle atención a La Masía, buscar que ese semillero con tanta prosapia, retome el carácter que supo tener en el pasado reciente. Nada es imposible, desde ya, pero existen múltiples factores que abren paréntesis de cara a ese futuro cercano, competiciones internacionales, deseos del propio Lío (recordemos, en su momento expresó: “con cuanto hay, no alcanza”). Indudablemente será un desafío para la actual dirigencia, con problemas, cuestionada, además: enfrentar esta realidad, transición de jugadores y un técnico que aún tiene mucho por demostrar.

Es de esperar, que la plantilla además, vaya recuperando nivel competitivo, sabemos que no ha sido fácil todo este tiempo post Covid 19. No debemos olvidar: jugadores y equipo técnico, son seres humanos, sometidos a una alta presión frente a esta debacle que hoy padece la Humanidad.

Néstor Nanni

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This