Seleccionar página

Llegadas estas fechas, en condiciones normales, estaríamos hablando del final de la temporada, de los ya campeones y de los que están a punto de serlo. De éxitos, de fracasos. Hablaríamos también de las próximas Eurocopa y Copa América, de las selecciones favoritas y de los jugadores que podrían estar o ser determinantes en estos torneos. Estaríamos hablando de fichajes, de cesiones, de negociaciones muy avanzadas, de rumores, de despedidas… La realidad es que estamos hablando de campeonatos que se dan por finalizados, de si se podrán disputar el resto y como, de si es seguro para los deportistas competir, de lo adulteradas que están todas las competiciones, de cuando y como será la próxima temporada o de si tendremos mercado de fichajes este verano. 

En lo que se refiere al FC Barcelona, el deseo de muchos socios y aficionados, era que este verano se convocaran elecciones a la presidencia del club, y que un nuevo presidente y equipo, con el respaldo de las urnas, iniciaran un nuevo, solido e ilusionante proyecto, para poder dejar atrás estos convulsos últimos meses. La realidad es que, en estas circunstancias, y aunque personalmente hace meses que pienso que se tendrían que haber convocado elecciones para este verano, lo mejor, o menos malo, es que las elecciones se realicen el próximo año, con un, esperemos, panorama más despejado y tranquilo a nivel global.

En lo que se refiere al banquillo, siempre dije que la era Valverde, debió finalizar el verano pasado, contratar un nuevo entrenador, y de ese modo comenzar un proyecto desde cero, con nuevos jugadores, sistemas y objetivos. La realidad fue que los Reyes Magos, nos dejaron un fracaso en la Supercopa, un entrenador despedido a mitad de temporada y la llegada de Quique Setién al banquillo culé. Creo que el cántabro es un buen entrenador, lo ha demostrado a lo largo de su trayectoria, pero no creo que su 3-5-2 encaje en el Barça. Lo justo sería dejarle trabajar más tiempo, ver la evolución del equipo, y si los resultados no son malos dejarle continuar hasta la llegada de un nuevo presidente al club, que decida con su equipo, si Setién debe continuar al frente del banquillo, o es el momento de empezar de cero con un nuevo técnico.

Con los fichajes ocurre lo mismo, si bien todos estamos de acuerdo en que se tienen que producir cambios importantes en la plantilla, traer a jugadores de primer nivel, y vender a futbolistas que poco o nada aportan ya al equipo, la realidad económica por la que atraviesa el club, la incertidumbre en lo que se refiere a los próximos mercados de fichajes, la proximidad del inicio de una nueva etapa en la presidencia del club, los fichajes de jóvenes y prometedores jugadores como Pedri o Trincao, sumados a una buena hornada de canteranos como Iñaki Peña, Araujo, Riqui Puig, Aleñá, Oriol Busquets, Ansu Fati, Collado, Abel Ruiz o Ilaix, que pueden aportar mucho al primer equipo, desaconsejan, en mi opinión, hacer grandes inversiones este año, para, de este modo, aliviar la maltrecha cuenta corriente que tiene el club en estos momentos. Son muy atractivos y deseables los posibles fichajes de Lautaro o Neymar, pero la realidad es que, para que alguno de estos jugadores puedan llegar, es imprescindible la salida de varios delanteros del equipo (Messi, Suárez, Griezmann, Dembélé, Fati, Braithwaite, Coutinho, Collado, Abel Ruiz, Ilaix, Trincao). Solo se deben abordar fichajes necesarios, indispensables, y de jugadores top, todo lo que no sea un crack mundial, dudo mucho que mejore lo que ya tenemos en el club, y suponga otro gasto inútil. Los trueques entre jugadores, eso sí, con sentido común y sin que nos tomen el pelo, estarán a la orden del día según los expertos, y es fundamental estar acertado caso de producirse alguno entre jugadores del Barça y otros clubes.

Sin duda, en los próximos meses, será fundamental tomar las decisiones basándose en la actual realidad que vive el planeta, haciendo solo lo necesario para el presente del club, y dejar los deseos para un futuro que, esperemos, sea lo más próximo y esperanzador posible. Cuando escribí hace unos meses mi artículo ‘Gloria o infierno’ en este medio, pensaba que este 2020 marcaría la próxima década del club, pero ni por asomo podía imaginar que marcaría un antes y un después para la humanidad.

 

Miguel Barreto de Mora @Mbarretodemora

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This