Seleccionar página

Más de 70.000 casos de coronavirus registrados en España y cifras mareantes que alcanzan los 5.690 fallecidos, con un incremento récord de 832 muertos en las últimas 24 horas, según las últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad a día 28 de marzo. La comunidad de Madrid sigue siendo la que más contagiados registra (21.520), seguida de Catalunya(14.263) y el País Vasco (5.136). En mitad de este panorama, parece casi ridículo ponerse a hablar de fútbol. Y lo es. 

Pero toca plantearse ciertas dudas. Para zanjar el asunto, más que nada.

Muchos clubes viven de sus ingresos de televisión, taquillas y del márketing generado por tiendas y museos. Y no es nada fácil seguir adelante estos días. Como en cualquier empresa, toca apretarse el cinturón y hacer recortes en gastos y salarios. No queda otra. El FC Barcelona anunció el pasado jueves la activación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en los casi 1.500 asalariados de la entidad, entre 800 trabajadores de la Fundació, las tiendas oficiales y las distintas áreas del club, y los 550 deportistas de las secciones del club. A todos les tocará rebajarse el sueldo, incluso a los más privilegiados, para hacer frente a la etapa de recesión económica a la que se enfrenta el club azulgrana. 

Clubes como el Atlético de Madrid, el FC Barcelona o el Real Madrid son los que más presupuesto cobijan en sus cuentas, pero son también los que más dependen de los ingresos generados por márketing. Empresas que generan millones de euros con sus respectivos museos, entradas y tiendas oficiales perderán ese colchón durante el parón. Para sobrevivir a esta sangría, la única opción es una rebaja sustancial del sueldo de los futbolistas. Lo que sea para que el barco siga funcionando y no haga falta empequeñecerse para seguir adelante con el proyecto deportivo. Todo dependerá de ellos. De su compromiso con el club y de ver como sus sueldos multimillonarios se ven estrechados por el bien común. Tampoco creo que les cueste llegar a fin de mes si se les quita un par de millones, vaya. Así que no lloremos demasiado por ellos tampoco. 

La situación es la que es, y hay que aceptarla como tal. Dos semanas después de que Pedro Sánchez decretara el “inicio” del confinamiento y alargara el mismo hasta el 11 de abril, todo sigue igual. Incluso peor, quizás. En el ámbito deportivo, que es lo que nos concierne, todo sigue en pausa. La Liga ha puesto la situación del campeonato en manos del Gobierno, que actuará en consecuencia cuando sea oportuno. La postura de la UEFA es la misma, que decretó el aplazamiento de la Euro 2020 a 2021 para la finalización de la presente temporada en competiciones europeas. Pero nadie sabe cuándo va a volver todo a la normalidad, así que el fútbol queda en “modo reposo”. Aleksander Ceferin, el presidente de la UEFA, en una entrevista al periódico italiano “La Reppublica”, aseguró que el organismo ha preparado diversas medidas según el posible escenario. 

La prioridad es que se reanude el curso futbolístico desde mayo hasta finales de junio, ahorrándose así el problema de aquellos contratos que vencen el 30 de junio y preservando la salud de los futbolistas, que no contemplan disputar la temporada en verano por las altas temperaturas y el cansancio acumulado. “Si no pudiéramos hacerlo, la temporada probablemente se pierda”, sentencia Ceferin, en un acto de valentía para aclarar que tampoco es una medida tan remota la que se de por terminada la presente temporada y se arranque de cero el próximo mes de agosto. Un “reset” para acabar con el virus y volver a empezar.

El futuro es incierto. Y hablar de fútbol en días como estos parece un crimen a la actualidad, pero muchos vivimos por y para ello y no podemos dejar de pensar en qué deparará todo esto.

Parece que lo más sensato es dejarse de especulaciones y dar por anulada la presente temporada. Con todas las injusticias deportivas y institucionales que eso conlleve. Será duro para todos. Para aquellos que hayan peleado desde pretemporada por un puesto en Liga de Campeones, por salvar la categoría o por llevarse el campeonato liguero a casa a finales de mayo. Yo no veo otra opción viable.

La salud y la vida no entienden de fútbol, y eso cabe tenerlo muy en cuenta. Nadie somos inmunes al virus y debemos actuar hermanados para frenar su propagación. Lo antes posible.Dejemos el espectáculo a un lado y pensemos en el bien de todos, por favor. No son horas de pensar en nada más. Seamos sensatos y quitémonos el antifaz del aficionado, porque aunque a veces no lo parezca, el fútbol no lo es todo. 

Iker Lloveras @LloverasIker

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This