Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

El Barcelona pasó el trámite de los dieciseisavos de final de la copa, con mucho sufrimiento y teniéndose que poner serio, porque sino el Ibiza seguramente hubiera ganado y a diferencia de otras temporadas el conjunto azulgrana hubiera quedado eliminado a las primeras de cambio, no interesaba dar esa imagen.

El partido en sí, fue feo, de poco fútbol y de mucha permisividad. El Ibiza salió a por todas ante el todopoderoso Barcelona, que salió con una mezcla de jugadores de banquillo y de filial con algún que otro peso pesado del vestuario, y antes de que el equipo se enterará de donde están y de cómo deben jugar ya iban perdiendo.

Las alarmas se encendían, por lo menos para al aficionado, no tanto para el equipo que seguía jugando según el plan, pasarla y pasarla hasta encontrar un pase de gol.
No lo encontró en toda la primera parte y tardo hasta el 35 de la segunda parte para hacer gol, un gol que aliviaba al fan, pero no fue hasta el 94 que llegaría el gol definitivo.

En definitiva, mucho sufrimiento, pero hasta cierto punto comprensible, el equipo que salió de titular casi nunca jugaron juntos y por muy de segunda b que sea el equipo contrario, si logran marcarte en su casa, con dimensiones mucho más pequeñas que el Camp Nou, defender la portería solo depende de un buen posicionamiento y de tapar los huecos, y mientras los jugadores de Barça solo hagan pases en horizontal y en zona defensiva, defenderlo es muy fácil.

Hacía ya años que la copa no se jugaba a un solo partido, se puso a doble partido para que los equipos más mediáticos y más seguidos del mundo no se vieran sorprendidos con una temprana eliminación, ahora se vuelve a buscar la emoción de que un segunda b esté a punto de eliminar a un grande de la Liga, y el Barcelona debería tenerlo en cuenta, este partido se ganó, aunque se podría a ver perdido perfectamente, con lo que, para no pasar más sustos en próximas temporadas, el Barcelona debería jugar sin dejarse nadie en casa.

Diego Barbosa

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This