Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

La llegada de Quique Setién al banquillo del Barcelona ha abierto un nuevo camino con un rayo de esperanza para Riqui Puig en su carrera como jugador blaugrana. El de Matapedera, en el Barça desde 2013, donde ingresó siendo un cadete, es uno de los diamantes más valiosos que se han pulido en La Masía durante los últimos años.

Su creatividad, visión y su inteligencia al más puro estilo Barça no le sirvió para convencer a un Ernesto Valverde que, a pesar de hacerle debutar en liga la pasada campaña en la jornada 32 en el estadio de la SD Huesca, y de llevárselo a hacer la pretemporada con el primer equipo, no ha contado prácticamente con el canterano, relegándolo con el filial a una dura segunda división B, categoría que para muchos ya se le quedaba más que pequeña al jugador de 20 años.

Pero la destitución de Valverde y la llegada de Quique Setién, han cambiado todos los pronósticos para Riqui y también para el resto de canteranos del FC Barcelona. Setién es un tipo que siempre ha mimado su cantera y ha apostado fuerte por los jóvenes. Ya lo demostró en el Betis, donde no le tembló el pulso sentar a algunos fichajes costosos y a hacer debutar a jugadores como Loren, Fabián, Kaptoum o Júnior Firpo, este último fichaje reciente del Barça. “Lo tienen que tener claro en el primer equipo. El talento desde abajo, si se abre paso, es porque se lo merece. Tengo una predisposición absoluta a cuidar de los chavales porque siempre que aparece un chaval nuevo hay una energía que permite que los de arriba no se relajen. Es un mensaje que he mandado siempre” dijo el cántabro el día de su presentación como  nuevo técnico del FC Barcelona.

Y así lo hizo Quique, primer día de entrenamiento y mandó a llamar a Riqui, devolviéndole la ilusión y ofreciéndole una nueva oportunidad para triunfar en el club de sus amores. Además, tiene toda la pinta de que Puig dispondrá de minutos en la próxima jornada liguera que se disputará este domingo en el Camp Nou ante el Granada, pues Riqui ni siquiera fue convocado en el último partido del Barça B, además de la baja de De Jong por sanción y Arthur aún entre algodones, hará con total seguridad de que Setién le convoque con el primer equipo.

Cantera, algo que echábamos más en falta en la era Valverde, y que ha devuelto la ilusión con el comienzo de la era Setién. Es tu hora, Riqui.

Daniel Álvarez

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This