Seleccionar página

Estoy seguro que éste es el enfrentamiento más importante del mundo. Por un lado, el Barça, el mayor club del mundo con la justicia del fútbol por delante de los ojos. Por otra parte, el Madrid, que empezando por su palmares, juega con su propio reglamento, sin embargo, esta vez les toca sacar al Barça de la competición copera. El primer encuentro de los dos equipos se disputó en 1916, donde el club blanco logró la victoria en el partido de desempate que tuvo lugar en el antiguo estadio de Chamartín. La pregunta es: ¿Por qué se disputó un duelo tan decisivo, qué por cierto tendría que haberse jugado en campo neutral, en la casa merengue? Bueno, así es la historia de los discípulos de Francisco Franco.

En el año 1943, tuvo lugar el capitulo oscuro de la trayectoria del clásico en la Copa del Rey – uno más. Un gran equipo como el Barça pasa por encima del Real Madrid en el Estadi de Les Corts, en el que era el partido de la ida de las semifinales de la competición. Según algunos medios de la época, los azulgrana hicieron un partido que estuvo muy cerca de la perfección. No obstante, tras el pito final del árbitro, los soldados de la dictadura franquista empezaron con las amenazas a los futbolistas culés. Cuando el equipo llegó a la capital, la cosa se puso aún peor. Según contó el central Montserrat algunos años después, varios soldados amenazaron con lastimar a las familias de los atletas, si el Real Madrid no lograba la clasificación para la final. Resultado: 11 a 1 para los merengues y el Barça eliminado. Los madridistas manifiestan excesivo orgullo por este episodio hasta el día de hoy, pues lo tienen cómo algo grande en su historia. ¡Apenas es una vergüenza más. Una de tantas!

Historia en las finales

El Barça es el máximo ganador de la copa nacional con 30 triunfos, contra solamente 19 de los de Solari. Y en tres de las 30 finales, el FC Barcelona ha derrumbado el equipo blanco. La primera ocurrió en Madrid, en el 11 de junio de 1968, justo en el Estadio Santiago Bernabéu, la catedral blanca, qué jamás fue tan azulgrana. El mejor equipo del planeta contaba entonces con jugadores como: Carles Rexach, Gallego y José Antonio Zaldúa, hombres que forman parte de nuestra tan hermosa historia . Y con un gol en propia puerta del central merengue Fernando Zunzunegui a los seis minutos de iniciarse el duelo, el Barça dejó muda a la afición local. Así fue como ganó el Barça su decimosexto título de Copa.

El tiempo pasó y llegó 1983, año en el que los blaugrana otra vez serían capaces de llevarse la Copa para sus vitrinas. Un Barça muy fuerte, qué ponía muchas esperanzas en el recién fichado Diego Armando Maradona, el segundo mayor jugador de la historia del fútbol argentino, después de Messi. Con una delantera temida por todos, los catalanes hicieron un gran partido en el estadio de La Romareda, sede de Real Zaragoza. El FC Barcelona se llevó nuevamente la competición, gracias a los goles de Marcos Alonso (89′) y Víctor Muñoz (32′), logrando así su vigésima Copa del Rey.

La última vez que el Barça ganó al Real Madrid en una final de Copa fue en el año de 1990, donde el espectacular Dream Team de Johan Cruyff hizo mucho daño al equipo de la capital.  La final se disputó en la ciudad de Valencia, con una verdadera exhibición por parte de los culés. Al Barça le habría correspondido ganar con una larga ventaja de goles, pero los culés desperdiciaron demasiadas ocasiones, y por suerte para Real Madrid, el partido terminó sólo 2-0, con goles de Guillermo Amor y Julio Salinas. Aquél supuso el vigésimo segundo trofeo del Barça en esta competición.

Muchos de estos futbolistas dos años más tarde ganarían por el Barça el primer título europeo del club

Para el Barcelona, ganar en esta competición no es ninguna novedad, lo hicimos muchas veces y nos toca hacerlo una vez más, para seguir siendo los Reyes de Copas. El Barça no juega un gran fútbol en estos momentos, y es verdad que esto preocupa un poco a la afición, pero los blancos tampoco disfrutan de una gran etapa. por lo que no se puede negar que partimos como favoritos. Es un reto que no se puede poner en jaque, y en el que no podemos fallar. Con o sin Messi, que con molestias en su pierna aún es duda para el primero de los dos encuentros, tenemos calidad de sobras para conseguir una buena ventaja de cara al duelo en el Bernabéu. Nuestra plantilla demuestra fuerza, los jugadores están ilusionando al barcelonismo para seguir sumando títulos en una competición a la que el Barça parece estar abonado. Es bueno recordar que en el último Barça-Madrid sin la presencia de Leo, los merengues salieron del Camp Nou cabizbajos e intentando desvelar lo que había pasado allí. Ni siquiera eran capaces de saber de que color estaba pintado el balón del partido, pues al fin y al cabo, no lo vieron en demasiadas ocasiones y el match terminó con victoria blaugrana por nada menos que 5-1. Veremos lo que pasa en esta eliminatoria, pero sin duda, hay argumentos suficientes para que el Barcelona pueda triunfar sin grandes dificultades.

 

Lui Chaves, desde Brasil para ‘el 10 del Barça’

 

Share This