Seleccionar página

Perentesis europeo pero imagen parecida la de un Barça que sigue encallado. Ya en el inicio el aquipo blaugrana fue a remolque con el desacierto exterior por bandera, echo que llevo a Jaskevicius a el banquillo. Con la salida de Exum el equipo mejoró aportando intensidad física y decisión lo que le llevo a la ventaja al fin del primer cuarto.

El inico del segundo invitaba a pensar en una mejora clara de los culés mientras Vidorreta intentaba ahogar el juego culé. Tenerife reaccionó y con dos triples de Wiltjer y Salin recortaron distancias en el marcador para posteriormente adelantarse en el marcador. Abrines desde el triple puso a 1 al descanso a un Barça perdido.

El descanso no apagó la pesadilla y en la reanudación los tinerfeños seguían desnudando al equipo de Saras cogiendo una renta de 7 puntos. Apareció Mirotic y de la mano de Jokubaitis y laprovittola desde el exterior pusieron por delante a los azulgranas. 47-45 al final del tercero.

Con todo por decidir empezó el último cuarto y ni más ni menos con un triple y un tres más uno de Kyle Kuric aumentando la ventaja a los 7 puntos. El Barça no rompió el partido y los canarios se agrarraron a la esperanza hasta que a 13 segundos del final un triple de Davies puso la sentencia.

Merecida y trabajada victoria azulgrana que ha de dar confianza para lo que ha de venir en Múnich.

Share This