Seleccionar página

Quizás lo más cruel de la frase “la vida sigue”, y el correspondiente golpecito en la espalda, es la incontestable certeza que desprende este mantra. La vida, tras una tragedia, una alegría efímera o un dolor irreparable, sigue.

También seguirá tras el adiós de Leo Messi, pese a que algunos desearían que la vida se párase y diera vuelta atrás para regresar a aquellas noches inverosímiles de gloria y emoción desmedida. Pero la vida no les concederá ese placer, pues, caprichosa, seguirá rodando como rodará el balón en el Camp Nou, huérfano de su ‘10’.

El traumático adiós de Messi ha conseguido algo que ni los mejores defensores pudieron lograr: dejar en fuera de juego al mejor jugador de la historia. Y, junto a él, a toda la parroquia azulgrana, pues la conmoción, tristeza y consecuente luto es inmenso.

El idilio Messi-Barça no podía terminar de forma tan abrupta y fría. El fútbol, como la vida, es tan incierto e inestable que ni el líder, capitán y emblema del club de su vida tiene asegurado un final a su nivel. Pero el fútbol, como la vida, también da chance a resarcirse, y tal y como expresó Leo en su despedida: “No es un adiós, solo un hasta luego”.

Un hasta luego donde al aficionado culé le dará tiempo a volver a ilusionarse, decepcionarse, cabrearse y enamorarse de un Barça más mundano y terrenal, pese a que algunos renieguen de ello, aún en pleno luto a falta de pocos días para el inicio de la temporada.

Porque nos engañaron aquellos que afirmaban que el final del verano era el verdadero inicio del año, pues tan solo es el final del trayecto. Y ahí, en medio de una estación que comienza a acoger las doradas hojas que comienzan a caer de los árboles, es donde debemos decidir nuestro próximo camino. Escoger si queremos quedarnos en el tren que nos ha traído hasta aquí y anclarnos en la nostalgia del pasado idealizado, reviviendo noches gloriosas a base de highlights y recuerdos guardados en nuestra memoria, o ir rumbo hacía otro tren con destino final un futuro siempre tenebroso e incierto. Escojamos el camino que escojamos, debemos recordar siempre la misma premisa: la vida sigue.

Xavi Sánchez

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This