Seleccionar página

Que Dani Olmo haya llamado la atención en las oficinas de can Barça no es ninguna novedad. Sus buenas actuaciones durante la Eurocopa han hecho que grandes clubes pongan el punto de mira en el polivalente jugador del Leipzig, incluido el conjunto que preside Joan Laporta.

Dani Olmo y el Barça tienen una bonita historia que, para entenderla, hay que remontarse al año 2007, cuando el de Terrassa llegó a la Masía con tan sólo 9 años. Dani pasó siete temporadas como azulgrana, hasta que, con sólo 16 años, puso rumbo a Croacia, dejando el juvenil B del FC Barcelona para fichar por el Dinamo de Zagreb. Un proyecto que no pudo rechazar para seguir progresando con su enorme talento y calidad, y que con el tiempo demostraría que no se equivocaba. “El Barcelona siempre será mi club y sinceramente espero volver un día allí”.

Dani y el Barça estaban destinados a encontrarse en el tiempo. Era un secreto a voces, Dani Olmo quería volver al Camp Nou como un futbolista total y desarrollado, y el Barça quería repescarle tras su exitosa etapa en Croacia, en la que anotó 37 goles y 26 asistencias en 5 temporadas, convirtiéndose así de uno de los jóvenes crack con más futuro de toda Europa.

Fue en el mercado invernal de 2020 cuando Olmo decidió salir del Dinamo de Zagreb. El Barça, presidido en aquel entonces por Josep María Bartomeu y su junta, dejó escapar una ocasión de oro de volver a traer al jugador catalán de vuelta al Camp Nou. Hubo negociaciones y oferta firme, admitidas por el propio jugador, que se veía más que preparado e ilusionado para volver. Pero ya sabemos que las cosas en el mundo del fútbol cambian de color de un día para otro.

Bartomeu priorizó el fichaje de un delantero, y Dani Olmo puso rumbo a la Bundesliga, destino Red Bull Leipzig, que pagó 25 millones de euros más variables por el jugador catalán, siendo este un traspaso récord en Croacia y para el Dinamo. Poco después, Bartomeu depositaba la cláusula de Martin Braithwaite de 18 millones de euros y convertía así en azulgrana al jugador danés, que llegaba procedente del Leganés. Cosas de la vida…

Ahora, tras un exitoso paso en el Alemania, donde Dani ha anotado 12 goles y 10 asistencias en apenas 61 partidos, y una más que notable actuación en la Eurocopa, el Barça ha puesto el punto de mira en el tarrasense. Un refuerzo que vendría de lujo para renovar la escuadra azulgrana, y también para el propio jugador que, a sus 23 años, se ve más capacitado que nunca de dar el salto a un grande.

Pero la realidad es que el Barça está inmerso en la liberación de la masa salarial. Se necesita dar salida a varios jugadores con mega contratos y fichas altísimas antes que volver a incorporar algún fichaje. Y esto, complica bastante la llegada de Dani Olmo, ya que no es tarea fácil. El Leipzig espera sacar bastante tajada por él, y el Barça tendría que incluir jugadores en una hipotética operación, algo bastante complicado de ejecutar.

Varios gigantes europeos ya están sondeando al futbolista internacional. Manchester United, Tottenham, PSG e incluso Atlético de Madrid han sonado para intentar el traspaso del jugador. El Barça tendría que competir contra todos ellos, eso sí, con una baza muy a favor que ningún otro equipo tendrá, y no es otra que la del deseo del propio Dani de volver al Camp Nou.

Dani Álvarez @anti_caverna

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This