Seleccionar página

Cada jornada de cualquier competición futbolística, los árbitros o el VAR toman decisiones que difícilmente se pueden explicar, entender o justificar, ya que la misma jugada en otro partido o en otra jornada, no ha sido arbitrada en el mismo sentido o con la misma rigurosidad. Las excusas, por un lado, la interpretación, y, en el caso de los fueras de juego, la tecnología.

Ejemplos podemos poner cientos, incluso con árbitros que la misma jugada que un día dicen que no es penalty por manos, días después lo señalan con el beneplácito del VAR (Ramos no comete penalty, De Jong sí). El último ejemplo lo tenemos en el fuera de juego señalado aGriezmann por milímetros que anula el posterior gol de Messi, la imagen deja ver que el francés arranca en posición correcta, pero los encargados de manejar la maquinita dicen que está adelantado. No sé cómo tiran las líneas y se las ingenian para justificar su decisión, todo depende de cuando pares la imagen. Por milésimas de segundo se puede estar o no en fuera de juego, y a mí me cuesta mucho meter la mano en el fuego por la imparcialidad o perfección del que maneja el sistema, que puede decidir un título por unas milésimas de segundo o unos milímetros, seguramente sin intención de beneficiar o perjudicar a algún equipo, no digo que no, pero que acaba haciéndolo.

En mi opinión, lo del fuera de juego es sencillo de solucionar. Creo que algunas ligas ya lo hacen, dejan un margen de error de unos centímetros para evitar este tipo de situaciones, y evitar así decisiones injustas (similar a las multas por exceso de velocidad o alcohol, que dejan un mínimo margen para evitar el error). Que la revisión diga que el jugador está 3 cm adelantado, por ejemplo, no puede considerarse fuera de juego en un campo con más de 100 metros de largo, parar la imagen una décima de segundo antes significaría que no hay posición incorrecta, y ese margen me parece insuficiente para anular un gol, además de una responsabilidad demasiado alta para los técnicos a los mandos del sistema. Recuerden que la regla decía que, en caso de duda, debían dejar seguir la jugada y darla por válida. Personalmente, yo incluso cambiaría la norma del fuera de juego, y en lugar de que la línea del centro del campo marque el inicio de un posible fuera de juego, fuera la línea frontal del área hasta la lateral la que marcase esa zona de posible fuera de juego, menos polémicas y, seguramente, más goles.

 

En cuanto a las manos, solo dejan de serlo si el jugador tiene los dos brazos pegados completamente al cuerpo, o tapando su estómago y partes íntimas con los dos brazos, o bien los dos brazos en la espalda. Adiós a la dichosa interpretación que tanto daño hace al fútbol. Tres dibujitos en todos los vestuarios y mesas de debates futbolísticos, y se acabó el asunto. Ni voluntariedad, ni si el balón viene de un rechace, ni si el brazo está tocando el suelo, ni historias. El balón da en la mano de un jugador, y este no tiene los brazos en cualquiera de esas tres posturas, falta o penalty, punto.

 

Por último, algo que a mí me repatea, son las famosas “faltas tácticas”. Hay equipos que se pasan el partido haciendo “faltitas” para que no se juegue a nada, o no se descoloque su equipo defensivamente, o evitar que el rival salga al contragolpe. Los árbitros parece que han olvidado aquello de amonestar por reiteración de faltas, solo sacan tarjetas por protestar o por acciones muy evidentes, eso sí, siempre según su interpretación o criterio, que suele cambiar repetidas veces, en ocasiones incluso dentro del mismo partido. Esto habría que pararlo. Una posible solución sería hacer como en el fútbol sala o el baloncesto, donde se permiten un cierto número de faltas por periodo, y a partir de ahí, el castigo es mayor (tiros libres en el baloncesto y faltas sin barrera en el fútbol sala). Yo creo que a partir de 7-8 faltas por periodo, estas deberían poder lanzarse sin barrera, y empezar a ver más fútbol y menos táctica.

Esto son solo algunas ideas a nivel personal, pero creo que es necesario cambiar algunas cosas en el fútbol, mas ahora con el VAR, que lo hagan más justo, más divertido y que deje menos asuntos a la interpretación, que no siempre es fácil de entender, y que tanto daño hace y hará al fútbol. Ya se han cambiado a lo largo de la historia muchas reglas en busca de mejorar, y creo que todavía hay margen. La cesión al portero, el número de cambios o de jugadores convocados, o el VAR son algunos ejemplos.
José Miguel Barreto De Mora @Mbarretodemora

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This