Seleccionar página

Muchas veces, los seguidores del Barça, y los amantes del buen futbol, quedamos maravillados con las delicias que ofrece el mejor jugador del mundo, Leo Messi, pero esta vez el astro argentino, dejó una mala imagen que sin dudas no tiene que volver a repetir.

Al término del BarcelonaNápoles del pasado sábado en lo que fue victoria 3-1 del conjunto culé sobre el conjunto italiano para sellar el pasaje a cuartos de final de la Champions League, el árbitro turco del encuentro, Cüneyt Çakir, a instancias del VAR, le anuló un gol al argentino por una mano previa. En el momento en que anulaban el gol, todos nos preguntábamos qué había cobrado. Sin embargo, después del encuentro, una toma, demostraba que Leo había sacado provecho de su brazo al convertir el gol.

Claro, al término del partido Messi, a pesar de la victoria y el pase a la siguiente instancia, sin ver la repetición de su acción, quedó enfadado con el colegiado por haberle anulado lo que hubiese significado un muy bonito gol para su carrera, y le negó el saludo. Esta acción del argentino, se volvió viral en muy poco tiempo y  las críticas hacia él, no tardaron en llegar.  

Esto sin dudas, no puede volver a ocurrir, ya que puede traer malas consecuencias al club en un futuro inmediato. El rosarino, deberá asumir la culpa y pedirle disculpas a este colegiado, quien ha dirigido el partido de vuelta en la eliminación ante el Liverpool el año pasado, y la última final de Champions que ha participado el Barcelona, allá por la temporada 2015 en Berlín, donde salió victorioso tras vencer a la Juventus de Italia por 3-1.     

Juan Specos @JuanSpecos

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This