Seleccionar página
En este terrible 2020, con la mayoría de las competiciones nacionales finalizadas, y a la espera de ver si será posible terminar las competiciones europeas, nos adentramos de lleno, como cada verano, en los fichajes, cesiones y trueques que los clubes de fútbol realizan y negocian. Ya estamos viendo movimientos difícilmente explicables, negociaciones imposibles, o jóvenes jugadores que se marchan a grandes equipos, a veces por cantidades nada realistas si tenemos en cuenta su sueldo o su edad.
El problema es que no todos juegan con las mismas reglas, y cada verano vemos negociaciones y fichajes en las que una parte empieza en clara desventaja con respecto a la otra. Me explico. Como saben, en España, desde hace años las cláusulas de rescisión son obligatorias, algo que, ni mucho menos, sucede en el resto de países. Esto hace que los clubes que quieran fichar un jugador de un equipo español, tengan de inicio un precio fijado, aunque esté muy por encima del valor real de mercado del futbolista en algunos casos, pero que, en otros, es fácilmente asumible por los clubes más poderosos de Europa, incluidos los españoles. Por el contrario, si un club español intenta fichar un jugador de un equipo inglés o alemán, por ejemplo, sabe que tendrá que plegarse a las exigencias de estos si quiere contratar al jugador, y que seguramente, acabará pagando una cantidad muy superior a la del valor de mercado del futbolista. Eso, si no se encuentran con el dueño multimillonario de turno del club, que se niega a negociar cualquier traspaso, o que pide unas condiciones imposibles de asumir por el club comprador.
Lo que yo haría, seria establecer de forma obligatoria las cláusulas de rescisión en las grandes ligas de Europa (España, Italia, Alemania, Inglaterra y Francia) como mínimo, eso sí, reguladas acorde al salario bruto del jugador. Estas cláusulas, además de obligatorias, estarían reguladas, por lo que ningún club podría poner cantidades astronómicas a su antojo. La cantidad de la cláusula sería el resultado de multiplicar el salario bruto anual del jugador por diez, es decir, un futbolista que tiene un salario bruto anual de 5 millones de euros, tendría una cláusula de rescisión regulada de 50 millones de euros, si el jugador cobra 10 millones brutos al año, pues 100 millones de euros, y así sucesivamente. Evidentemente, si las partes se ponen de acuerdo por cantidades inferiores a las de la cláusula, o por intercambios de futbolistas, el traspaso se efectuaría sin ningún problema. De esta forma, todos jugarían con las mismas reglas, y de paso evitaríamos ver abusos por parte de algunos clubes, que ponen cláusulas de 300 millones a jugadores que no cobran más de 5 millones de euros brutos por año. Si el club sube el sueldo al jugador, también sube su cláusula, y refuerza su inversión y su posición en una hipotética futura negociación.
En cuanto a países con ligas potentes como por ejemplo Argentina, Brasil, Portugal, Holanda, Japón o China, que mueven miles de millones cada año, también aplicaría las cláusulas de rescisión reguladas, eso sí, estudiando si aplicar la misma tasa que en las potencias mundiales, o compensando con algún tipo de bonus en caso de una futura venta del jugador durante un periodo de tiempo, que también se podría aplicar a las grandes ligas. En definitiva, que exista un orden en los traspasos, tanto nacionales como internacionales, y que algunos ´´buitres´´ con forma de presidentes, dueños, agentes o representantes, no campen a sus anchas y jueguen con el dinero de los socios y abonados, que tanto sufren cada año por su equipo, y en muchos casos para pagar sus cuotas o entradas.
JOSÉ MIGUEL BARRETO DE MORA @Mbarretodemora

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

1 Comentario

  1. Omar Corujo

    Amén! Ojalá hubiera una regularización.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This