Seleccionar página

El Barcelona tiene un problema con el gol, si este no llega en los primeros minutos del partido, entonces el partido se complica, se pone difícil.

Con Valverde, si no se marcaba nada más empezar, el partido se intentaba solucionar con pases largos desde la defensa, o como mucho con pases largos de Busquets, hacia la delantera. Con Quique Setién eso cambió y se busca la santa paciencia con interminables sesiones de pases entre los jugadores.

 La táctica del extremeño era rifar el balón con la particularidad que el defensa tiene las de ganar, el balón le viene a él, le viene de cara y son más. Con la idea del cántabro, que es más a lo que el Barcelona lleva jugando desde hace décadas, se necesitan de jugadores que muevan mucho más rápido la pelota, porque sino los pases se hacen muy previsibles.

En caso de que no se marque al principio, no quiere al final no se vaya ganar con holgura, pero si que va a costar. Ello dependerá también de otros factores, que serían la calidad y el planteamiento del contrario, la motivación de los propios jugadores para ganar el partido, la forma física en la que se encuentren, las veces que han jugado juntos, si se juega en casa o si se juega fuera, en los campos contrarios los aficionados rivales si ven que su equipo puede conseguir algún punto animan y ello motiva al rival para correr más.

 

Una de las formas más usadas, en caso de que el balón no llegue a portería en los primeros minutos, ha sido siempre la paciencia con el esférico, a la espera que el contrario, por cansancio cometiese un error, esta táctica va a tener un problema si la regla de cinco cambios prospera, además que no suele funcionar muy bien si el contrario es un equipo de los tops de Europa, cuya preparación física está a niveles muy superiores al resto de equipos.

 

Así pues, lo que necesita el Barcelona en caso de no conseguir ese gol en los primeros minutos, es no perder la cabeza intentando un gol a la desesperada, ser pacientes, vigilar la retaguardia e ir probando cosas nuevas. Si ellos pueden a ver cinco cambios con jugadores más frescos, nosotros también, y chutar, no tener miedo a disparar a puerta. Es cierto que pierdes la pelota y si lo haces mal incluso te pueden organizar un contragolpe, pero si la defensa está atenta y bien posicionada, no debería pasar nada.

Diego Barbosa @DBarbosa03

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This