Seleccionar página

A falta de fútbol, buenos son fichajes. Una máxima que suele aplicarse en el mercado veraniego, cuando los clubes se lanzan al ruedo a por nuevos “cracks” para reforzar sus plantillas multimillonarias. Este año, sin embargo, todo se ha atrasado. No ha habido más remedio. Y es que cuando no rueda el balón, empiezan a rodar las reuniones de directivas y se suceden las llamadas entre agentes y presidentes. De paso, también, surgen todo tipo de especulaciones. Siempre ha sido así. 

Una pelea anual de hienas hambrientas, de entre aquellos 10 grandes clubes europeos que monopolizan la ventana de fichajes, pugnando por el nuevo “bombazo” mediático que sacie su sed de fútbol. 

En medio de la ecatombe del coronavirus, solucionado ya el problema de los ERTEs en Can Barça, surge el enésimo capítulo del “culebrón Neymar” y vuelve a sonar muy fuerte el interés por el argentino Lautaro Martínez. 

Las portadas de Mundo Deportivo y Sport amanecían esta mañana con “El 9 ideal para Messi” y “Griezmann: la llave para fichar a Neymar” respectivamente. Está claro que el tema es vox populi y la operación puede llegar a ser factible. Sin embargo, como apuntaba Miguel Ángel Ruiz en la tertúlia del miércoles en el programa El 10 del Barça, sólo puede venir uno. Siendo sinceros, es lo más sensato. Cuesta ponerse a pensar en un doble fichaje Neymar-Lautaro con la delicada situación económica por la que atraviesa el club. El parón en seco por el coronavirus ha frenado gravemente los ingresos de la entidad y los deportistas han tenido que aceptar una rebaja notable de sus sueldos hasta que todo vuelva a la normalidad. Todo por el bien del club y para que todo funcione cuando el Camp Nou vuelva a albergar noches mágicas de Champions y abarrote sus gradas con socios y aficionados hambrientos de fútbol. Todo para que este parón no oxide las arcas del club. Todo para tratar de salir lo menos herido posible de este batacazo empresarial. 

Sin embargo, como se suele decir, soñar es gratis. ¿Y por qué no poner encima de la mesa los nombres de Lautaro y Neymar cuando no hay nada más en lo que refugiarse?Eso debe pensar la directiva azulgrana. Es como jugar a pensar todo lo que te comprarías si ganaras el Euromillón. No hay límites. 

La operación por el fichaje de Neymar por el FC Barcelona ya habría comenzado, pero el club parisino parece indispuesto a moverse del sitio. Las negociaciones son frías, y la determinación del jugador por marcharse sigue sin convencer demasiado. Parece cansado del polémico verano anterior. No le excuso, pero tampoco hay que apenarle. Tuvo la oportunidad de dar un golpe encima de la mesa y prefirió permanecer en la penumbra mientras otros se partían el espinazo por hacerse con sus servicios. Un callejón sin salida en el que la directiva azulgrana vuelve a meterse una y otra vez. Todo para volver a hacer el ridículo con viajes exprés a París sin fundamento y para volver a toparse de bruces con la cruda realidad: Neymar no se vende.  

Lo de Lautaro Martínez es otra historia. El argentino, que fue señalado por Leo Messi como uno de los mejores candidatos a suplir a Luis Suárez en la posición del “9”, resulta mucho más apetitoso. 

22 años, llegó en 2018  al Inter de Milan por 25 millones de euros procedente de Racing de Avellaneda y ya suma 16 goles y 4 asistencias en 31 partidos esta temporada. Parecido a Suárez en el oportunismo, Lautaro destaca por su liderazgo en la presión y su gran olfato por el gol. No rehúye a ir al choque y su juego de espaldas es más que notable. Determinación, garra y lucha. 

Por si fuera poco, en su etapa formativa en Argentina, Lautaro rechazó una oferta del Real Madrid cuando aún no era profesional. Un dato que desvela en Mundo DeportivoVíctor Blanco, el presidente de Racing de Avellaneda. Habla muy bien de sus ganas de triunfar en Argentina y de su templanza a la hora de decantarse por jugar en Europa. Tenía bien claros sus objetivos y decidió dejar pasar el tren para emprender el proyecto del Inter cuatro años más tarde. Y vaya si le funcionó. 

Y es que a veces vale más esperar un tiempo para actuar con mayor valentía. Todo llega en su debido momento. 

Aunque quién sabe, quizás aquel joven argentino de 14 años dejó pasar de largo el pasaporte blanco para acabar algún día vestido de azulgrana para compartir vestuario con su ídolo Leo Messi. 

Iker Lloveras @LloverasIker

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This