Seleccionar página

Mientras el mundo se debate, pelea ante un enemigo invisible, en muchos casos sin los recursos adecuados, que responde al nombre de coronavirus: en la debacle…el Barcelona sobrelleva una tormenta mas dentro de una desgastada relación Bartomeu vs jugadores profesionales de su plantel.

El derrumbe del fútbol a nivel mundial, hablando directamente de temas económicos, será letal para muchos clubes: ¿sin ingresos, sostener a contratos millonarios? Un dilema de difícil solución. La misma cotización de los planteles, un intríngulis en todos los frentes: ¿Cómo reforzar plantillas? ¿Caerán las ventas de las estrellas?…en definitiva: todo ello se mueve compulsivamente al ritmo del avance/retroceso de esta enfermedad en todos los frentes.

Las últimas declaraciones de Messi: directamente acusa a la directiva de difamar la postura de los jugadores, en esta instancia donde la solidaridad debería prevalecer, los corto circuitos surgen de manera ininterrumpida. Indudable: este culebrón se extenderá por todo este tiempo en el cual, pareciera que los ánimos permanecen exacerbados. Cuarentena mediante, y con el desastre sanitario que sobrevuela a la península: ¿hoy? Todo parece difícil, lejano, la solución a los males institucionales/deportivos son una quimera.

Y el mercado de verano se acerca: en un ámbito como el que se vive: ¿que puede llegar a suceder?…y por allí llegan las declaraciones de Xavi Hernández, respaldando a Messi,  al posible retorno de Neymar, voz autorizada si las hay en el mundo culé. Por desgracia, apostar a definiciones concretas: un imposible, nadie posee la bola de cristal.

Cierto es: dada la gravedad de la situación a nivel global, hasta pareciera algo superficial involucrarnos de manera permanente en temas de esta índole. Sí, está claro que deberemos afrontar situaciones generales, en muchos aspectos: desconocidas. ¿La comunidad mundial estará mínimamente preparada para asumir los retos que se presentan a la vuelta de la esquina? El Papa Francisco lo advierte: no existe lugar para egoísmos, para sectores del actual capitalismo que en muchos casos, pareciera “están al margen” de esta tragedia.

Y una vez más: en situaciones extremas, aparecerá lo mejor/peor de cada uno de nosotros, en todas las escalas. El ambiente del fútbol en su conjunto: no será la excepción.

Más que nunca: mas allá de divisas, banderías, afrontemos este tiempo que nos ha tocado: unidos, solidariamente. ¿Así? ¡Saldremos adelante!

Néstor Nanni

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This