Seleccionar página

El partido perdido en copa contra el Athletic y el ganado en liga contra el Betis, ambos a domicilió han servido para que veamos un Barcelona muy diferente al de otros desplazamientos, ya se había visto algo contra el Valencia, pero la contundente derrota por dos a cero eclipsó cualquier análisis al juego.

La diferencia con otros partidos jugados a fuera, es que ahora, el equipo está metido en el partido en todo momento, desde el primer minuto hasta el último, además al equipo se le nota con mucha más determinación para llevarse los partidos. No juegan a que el tiempo pase y gracias a la calidad de Messi se acabe ganando, ahora intentan jugar el partido.

No salió bien ni contra el Valencia, que obligó a Setién a cambiar de sistema de juego, ni contra el Athletic, aunque contra los vascos si quizás se hubiese tenido un poco más de acierto de cara a portería, muy probablemente el Barça estaría en las semifinales, no fue así, el equipo azulgrana no tuvo ningún acierto y no logró marcar, sí lo hizo el Athletic y por eso el equipo azulgrana cayó eliminado.

Pero sí que salió bien contra el Betis, en un partido de vital importancia sino se quería quedar descolgado en la lucha por el título. Aunque, como en tantos otros partidos el equipo azulgrana empezó perdiendo y durante la primera parte tuvo que recoger el balón de dentro de la portería hasta en dos ocasiones.

El tema de la defensa es muy preocupante, el Barça logró ganar en Sevilla porque marcó tres goles, uno más que los verdiblancos, es decir el equipo azulgrana necesito de marcar hasta tres veces para poderse llevar los tres puntos, subrayando el necesitó.

Quizás la defensa podría haber hecho más, como no parar una bola que está en área con el brazo, o como no perder el balón cuando el equipo está en actitud ofensiva permitiendo un contraataque.
Pero en todo caso el Barça recibe muchos goles y lo pasa realmente mal atrás, además el aficionado vive temeroso de que algo les pase a Piqué y a Lenglet, pues ha perdido totalmente la confianza en Umtiti. Curioso es que a diferencia de cuando estaba Valverde a Ter Stegen se le ha dejado de ver tanto.

También puede ser preocupante el tema de los delanteros. Ni contra el Valencia lograron marcar, ni contra el Athletic y tampoco lo hicieron contra el Betis, eso no quiere decir que no estuvieran activos durante todos los partidos, bajaron a recibir, se  ofrecieron, se movieron, presionaron arriba, dieron asistencias y hasta tuvieron alguna que otra ocasión para marcar, por suerte en Sevilla aparecieron otros actores, De Jong, Sergi Busquets y Lenglet, que sí marcaron y gracias a esos goles el Barça se llevó los tres puntos.

Diego Barbosa

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This