Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

La defensa debe de mejorar, son ya demasiados goles los que nos han marcado y demasiadas veces que los porteros han tenido que salvar la portería de goles casi cantados, por no decir de las veces que los delanteros contrarios no han estado atinados del todo.

Con Valverde el problema es que se le daba al rival la posesión demasiado tiempo. Cuando se jugaba en el Camp Nou, a excepción de los partidos contra el Inter y el Madrid, el juego del Barça era muy directo y permitía un juego de ida y vuelta, al final el Barcelona acababa ganando por goleada por mejor plantilla, pero no era raro ver que el equipo azulgrana comenzase los partidos perdiendo. En cambio, contra el Inter, contra el Madrid y en partidos en campo contrario se jugaba al esperar atrás los primeros minutos, a esperar, al contrario, pero siempre algún gol caía en contra o sino era siempre era casi siempre, y como luego el Barça nunca dominaba ni el juego ni el marcador, el rival se venía arriba y acababa por empatar o por llevarse el partido.

Es decir que en los partido con Valverde el Barça tenía dos formas de defenderse, o bien marcando más goles que el rival, o bien en cerrarse en el área, la primera opción funciona si el Barcelona es muy superior al rival, sí el rival es parejo en calidad puede que ese intercambio de golpes salga mal y el rival de tres ocasiones que tenga meta tres y el Barça no meta ninguna, y la segunda opción, la de encerrarse atrás siempre es mala, primero porque somos el Barça y el Barça nunca debería encerrarse atrás por voluntad propia, otra cosa es que el partido lleve a eso, pero jamás por iniciativa propia y segunda porque no saben, cuando el Barça juega a conservar la portería a cero, ofreciendo la pelota al contrario ha acabado por recibir goles, y ya no digamos si el rival necesita de verdad marcar para pasar eliminatorias, entonces el Barcelona acaba siendo goleado y eliminado.

Ahora con la llegada de Setién parece ser que la defensa pasa a ser el controlar y tener la pelota, poniendo en práctica eso que si tú tienes la pelota el rival no puede marcar goles. Pero se le tendría que poner una segunda parte que dijera, si tú compañero tiene la pelota, estate atento por si la pierde y baja corriendo a defender o a presionar al rival, es decir que los jugadores siempre tienen que estar muy bien colocados y preparados en todo momento, pues una pérdida de balón en según qué zonas del campo pueden propiciar contrataques que acaben en goles del rival.

Además esto tiene otra consecuencia, y son los pases de riesgo que un jugador del Barça pueda realizar, si el pase de riesgo sale mal, pero el juego defensivo enseguida recupera el balón, el jugador que haya hecho ese pase no se sentirá tan culpable como si tras fallar el pase, el contrario logra marcar, y lo volverá a intentar y acabará por dar una o dos asistencias de gol, pero si le coge miedo a realizar pases de riesgo entonces el jugador jugará a dar pases en horizontal y al jugador de al lado,  con el peligro de convertir el partido en uno sin apenas ocasiones.

Diego Barbosa

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This