Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Volvió la Copa de S.M el Rey con los duelos de antaño a partido único y el Barça visitaba Can Misses, el humilde estadio de la UD Ibiza. Los blaugranas, que partían como clarísimos favoritos, llegaron a la isla sin algunos de sus pesos pesados como Leo Messi, Sergio Busquets o Gerard Piqué, a los que Quique Setién dejo fuera de la convocatoria para darle descanso, además del lesionado Luis Suárez.

El técnico cántabro sacó una alineación inédita hasta ahora en esta temporada, arriesgó sacando un 3-5-2 con con Sergi Roberto como central derecho junto a Lenglet y Júnior ocupando la zona zurda. Ansu Fati y Semedo prácticamente como carrileros, Rakitic, De Jong y Riqui Puig en medio campo, y arriba Griezmann y Carles Pérez. Un experimento que no le llegó a funcionar nada bien, pues la primera parte fue un desastre para el FC Barcelona.

La UD Ibiza fue un claro dominador de los primeros 45 minutos. Jugando con la ventaja del césped artificial de su estadio, y con una afición que los animó como si fuese el último partido de su vida, se pusieron por delante en el marcador con un gol tempranero en el minuto 8 de Josep Caballé.

Todo indicaba presagiar el desastre para los blaugranas. Constantemente atascados, no conseguían llegar a la portería de la escuadra isleña. Como dato preocupante, el primer tiro entre los tres palos del conjunto culé llegó en el minuto 65.

Por su parte, los de Pablo Alfaro, haciendo un fútbol altamente intenso, y en algunas ocasiones agresivo, llegaron a anotar un segundo tanto bien anulado por falta a Lenglet, e incluso también estrellar un esférico en el palo de la portería de Neto durante la primera mitad.

Ya en el segundo tiempo, el Barça tuvo una leve mejoría. Las entradas de Jordi Alba por Carles Pérez, que no tuvo su mejor día, y de Arthur por Riqui Puig, dieron algo mas de continuidad al equipo, llegando así el ansiado gol de Griezmann tras una magnífica asistencia de De Jong.

Tras el empate, Setién agotó su último cambio y decidió sacar del terreno de juego a Iván Rakitic para dar entrada al chileno Arturo Vidal. Durante los últimos compases del encuentro, el Barça empezó a llegar con algo más de claridad a portería, fruto quizás del cansancio y desgaste de los jugadores de la UD Ibiza.

Y en el descuento, cuando ya todos apuntaban a la prórroga, Griezmann aprovechó un pase de Jordi Alba para anotar, y silenciar a todo Can Misses, sirviendo el 1-2 y terminando con el sueño de los ibicencos. Reivindicándose así el francés, quien tenía la mayor responsabilidad en ataque tras las ausencias de Luis Suárez y Leo Messi, marcando un doblete que salva al Barça de la catástrofe copera.

Victoria amarga y partido que quedará en el olvido del culé. Está claro que a los de Setién aún les queda mucho por mejorar, pues esta vez al equipo apenas se le vio mejoría, con una posesión lenta e incapaz de llegar al área rival, algo que no se puede permitir en estos duelos de copa, pues un mal partido te puede dejar fuera de la competición. Veremos como se las ingenia el técnico cántabro.

Daniel Álvarez

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This