Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

No lleva ni cinco días en el cargo y Quique Setién ha despertado una gran ilusión entre la hinchada barcelonista. El entrenador cántabro llega al banquillo culé con la intención de retomar el estilo cruyffista, que parece haberse esfumado, y seguir obteniendo buenos resultados. Porque a pesar de que con Valverde los números eran bastante positivos, las sensaciones que transmitía el equipo eran muy preocupantes. Y en un equipo como el Barça, jugar bien es igual o incluso más importante que ganar.

Aunque no ha debutado en partido oficial, Setién ya contagia ilusión. La primera imagen del técnico, compartida por la cuenta del club en redes sociales, manteniendo una conversación con Riqui Puig, ha generado una gran sensación de felicidad entre la afición. Muchos hinchas culés, entre los que me incluyo, no entienden la gestión del club con el joven de Matadepera. Pero parece que su situación puede mejorar con Setién. Espero que Riqui pueda tener minutos en el primer equipo para demostrar el talento y la calidad que atesora.

Sin embargo, esta instantánea no ha sido el único motivo que ha despertado esta ambición. Setién quitó un día de descanso programado para realizar un entrenamiento y estuvo presente en el Estadi Johan Cruyff para ver el choque del Barça B. Es difícil de entender la cantidad de días libres que daba el Txingurri a los jugadores sin razón alguna. No obstante, da la sensación de que con Setién esto puede variar: menos días de reposo y más trabajo.

Asimismo, la presencia del exentrenador del Betis en el partido del filial transmite una confianza en la cantera que ha sido prácticamente inexistente en los últimos dos años. En los pocos entrenamientos que lleva, Setién ha subido a jugadores del B y juveniles para que vayan entrando en dinámica del primer equipo y así motivarles para que puedan gozar de minutos en Primera División.

Setién aún no ha hecho nada. Tal vez las cosas salgan mal, el juego no mejore y la temporada acabe en blanco. Pero su andadura en el FC Barcelona no ha podido comenzar mejor. Es tal la ilusión generada que un servidor lleva varios días visitando las redes sociales del club para ver los entrenamientos, algo que no había hecho nunca.

Deseo que Setién tenga suerte y pueda convencer a la plantilla de seguir el camino correcto. Debe inculcar a los jugadores la necesidad de seguir una hoja de ruta, de volver a dominar los partidos a través de la posesión y de mostrar intensidad sobre el césped. Porque la dinámica tiene que cambiar de inmediato. Quiero que el equipo sepa qué hacer con el balón. Quiero ir al Camp Nou a disfrutar y que desaparezca la desidia con la que he visto los últimos partidos. Y con Setién al mando todo esto es posible.  El entrenador cántabro puede devolver la ilusión perdida, y espero que el partido contra el Granada sea el inicio de algo grande.

 

 

Adrià Regàs @arq1027

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This