Seleccionar página

Si en balonceto existen los vida o muerte, seguro que la quinta entrega de la serie entre Barça y Bayern se ajusta como un guante a esa expresión. Y si el todo es posible es real, seguro que lo es porque existe un Palau Blaugrana donde nada parece imposible para el Saras Team.

La contienda meritaba el mejor Barça posible y ese es el equipo que compareció en el recinto culé.

Un buen porcentaje de tiro era clave y como si de una premonición se tratase, Laprovittola anotó el triple en el primer intento culé. Buenas vibras. Jaramaz ejercía de líder bavaro y desde el exterior bombardeaba mientras los locales no atajaban a defender con equilibrio el constante dentro-fuera de los de Trinchieri.

Dos canastas de Exum y Mirotic dejaron al Barça a 1 al fin del primer cuarto. Seguía sin sermejor el Barça pero seguía resistiendo.

El liderazgo de los Nicos le daba más fuerza y convicción al Barça pero el desacierto en acciones fáciles y la suerte bávara no permitieron más que un -6 blaugrana al descanso. El Barça necesitaba ahogar al Bayern, seleccionar mejor en ataque y que Calathes volviera. 31-37 y el palau que no lo quería creer.

Y por fin apareció el gran Barça, desde la defensa y con un Palau entregado a la causa el Barça dió lo mejor de sí, ya con Calathes también presente. Solo la fortuna y el acierto exterior mantuvieron en equilibrio el partido hasta que un mágico Laprovittola se puso la capa de superhéroe y decidió que esa era sunoche, gobernó anotó y lideró a un equipo que en defensa cerraba todo paso, toda grieta. 60-52 al final del tercer cuarto, un cuarto dónde el Barça resucitó.

En el último el Barça superaba los 10 puntos desde la línea de 3 con Mirotic y Calathes y fijaba rumbo final en Belgrado. Hunter ponía suspense con 2 triples y Saras respondía devolviendo a pista a Laprovittola y Mirotic. Hasta el final los bavaros dieron la cara en una serie que consagra a Trinchieri como uno de los grances entrenadores del panorama europeo y a su Bayern como referencia a tener en cuenta.

Se sufrió, costó, pero al final, en el momento preciso, apareció el Barça. Partido espectacular de Laprovittola que con 26 puntos hizo probablemente el partido de su vida.

Share This