Seleccionar página

Afirmar que has dejado escapar a Messi, el 6 veces campeón del Balón de oro y la bota de oro, son palabras mayores. Son 30 goles y 10 asistencias por temporada, aproximadamente, que dejas de tener en tu contador solo perdiendo a un efectivo, parece poco, nada más lejos de la realidad. Aun así, no todo es penumbra en Can Barça, hay brotes verdes, hay claror en medio de la tormenta.

En defensa, el conjunto de Ronald Koeman ha ganado a 1 hombre más para la presión tras pérdida y la de salida de balón, además de ser un bloque más sólido, más compacto. Y en ataque, donde se prevé que habrá más carencias, quizás no haya tantas.

Ahora los culés tienen diferentes alternativas, no todo gira en torno a Messi ni a una sola figura, por lo tanto, si lo aprovechan se pueden volver más imprevisibles. Con todos recuperados, podrían tener un tridente formado por Ansu Fati, Memphis Depay y Antoine Griezmann, casi nada, ya no solo por los nombres, si no porque además el holandés y el francés ya han mostrado su sinergia. Y Ansu puede ser otro mimbre que añadir.

Los tres son muy completos pero lo mejor es que se complementan a la perfección. Ansu y Memphis ponen el regate, Antoine la visión de juego, Memphis el juego de espaldas y los tres pueden intercambiar posiciones o jugar con rupturas y apoyos constantes. Además de ser expertos en el juego asociativo y van sobrados de calidad y ambición.

Por si no era suficiente, en el banquillo tienen a Ousmane Démbélé y a Yusuf Demir, dos dolores de cabeza para cualquier defensa, y más si están frescos y el rival cansado. Son extremadamente escurridizos y difíciles de parar. La velocidad y el desequilibrio sus principales virtudes. Los dos pueden jugar en ambas bandas, sobre todo Dembélé, y Demir también ofrece juego entre líneas.

Y, además, están el “Kun” Agüero, Martin Braithwaite y Rey Manaj. Tres delanteros centro suplentes, con diferentes perfiles y dispuestos a darlo todo cuando sea su oportunidad (se supone). Braithwaite es muy agresivo, Agüero muy jugón y Manaj es muy potente. No son los mejores del mundo, pero todos tienen gol.

Eso sin contar a Collado y a Coutinho, que, de momento, están en plantilla a la espera de resolver su futuro.

Es decir, el Barça ha perdido a Messi, pero ahora no hay nadie indiscutible, cualquiera puede rotar o ser sustituido depende del rendimiento o el contexto. Más libertad para Koeman y para el resto de los compañeros. Por lo tanto, el Barça ha ganado en defensa, pero cuando se den cuenta, también habrán ganado ciertas cosas en ataque.

Joan “Chondo” Hernández

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This