Seleccionar página

Está fuera de absoluta duda que Frenkie De Jong está haciendo la mejor temporada desde que el FC Barcelona desembolsara 75 millones de euros fijos al Ajax de Amsterdam en el año 2019. El holandés venía de imponerse como uno de los mejores mediocentros de Europa, pero el desparpajo, atrevimiento, cambio de ritmo y potencia que demostró en los Países Bajos desapareció al llegar al Camp Nou y ponerse la elástica azulgrana.

Sin embargo, esta temporada con la presencia de su compatriota Ronald Koeman en el banquillo, el joven mediocentro está gozando de mucha confianza y al fin está mostrando al mejor De Jong, en ocasiones incluso superando su versión del Ajax.

Lo cierto es que desde que Ronald Koeman optó por la defensa de tres y los carrileros en su once inicial, aquella versión desatada en ataque de Frenkie De Jong se ha visto frenada. Recordemos ese mes espectacular en el que veía puerta con mucha facilidad. Anotó el gol de la victoria en El Alcoraz ante el Huesca, marcó el gol del Barça en las semifinales de la Supercopa de España ante la Real Sociedad, sumó un partidazo con gol y asistencia frente al Elche en el Martínez Valero, y volvía a ser decisivo en la Copa del Rey anotando gol en octavos de final y en cuartos ante Rayo Vallecano y Granada, respectivamente.

Ahora en este nuevo sistema, su función es más de constructor del juego, se encarga de la salida de balón desde la base de la zaga y de proteger la espalda de Sergio Busquets, para que el de Badía esté más liberado de tareas defensivas y replegar hacía atrás, una misión que cada vez le costaba más. Además, el centrocampista tulipán lleva dos meses jugando apercibido de una quinta amarilla, que aun habiendo jugado los ocho partidos correspondientes de titular, no ha visto. Una demostración más de su buen hacer en el campo.

El compromiso de Frenkie De Jong es simplemente una de las muchas muestras de que este equipo se ha convertido en una piña. Se acabó el ir cada uno a hacer la mejor actuación personal, todos reman en la misma dirección, se ponen el mono de trabajo y se olvidan de las individualidades. Algunos preferirán la versión letal del holandés y otros la de director de orquesta. Pero lo que está claro es que De Jong cumple cualquier función que se le exige a la perfección. Un futbolista ejemplar de los que cualquiera querría en su equipo.

Sergio Caselles

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This