Seleccionar página

Con la Champions prácticamente sentenciada, titulares que no dan la talla y las elecciones a la vuelta de la esquina, la prensa ha comenzado su peculiar campaña de fichajes de cara al próximo mercado de verano, unos fichajes sugerentes y atractivos para la afición culé, pero poco realistas. La inmensa deuda que acarrea el club hace muy difícil plantearse cualquier tipo de fichaje bomba, la plantilla blaugrana debe cambiar radicalmente y para ello, muchas de las estrellas tendrán que salir para dejar paso al futuro del club. 

 

La nueva debacle europea de la semana pasada ante el PSG demostró que este Barça no está preparado para competir contra los grandes, tan solo 4 jugadores variaron del once inicial que se hundió ante el Bayern y el futuro del club parece estar estancado con veteranos que no rinden y jóvenes que se marchitan esperando su turno. Para poder abandonar la negatividad que rodea a la plantilla y cortar de raíz la mentalidad perdedora de los jugadores deben de salir aquellos que no tienen nada más que aportar.

El ciclo de leyendas del club como Sergio Busquets y Jordi Alba debe llegar a su fin, su rendimiento y su actitud no aportan positivismo al club, ambos estuvieron muy señalados ante Liverpool y Bayern, pero continúan siendo titulares y no por mérito propio, sino porque no hay nadie que tenga el nivel suficiente para disputarles su posición.

A los iconos del club se juntan fichajes fallidos o que ya no dan el nivel esperado; Coutinho, Umtiti, Júnior Firpo, Braithwaite, Neto y Matheus Fernandes deben buscar una salida cuanto antes, la enorme masa salarial que tienen no hace justicia a sus aportaciones en el terreno de juego y ocupan una plaza que podría cubrirse por canteranos con mucho talento como Alejandro Baldé (lateral), Jandro e Ilaix (centrocampistas) o el prometedor Ilias Akhomach (extremo).

También hay jugadores cuyo futuro pende de un hilo; el rendimiento de Griezmann es muy irregular, su pasividad en el ataque blaugrana y la falta de velocidad y regate hace que no acabe de funcionar como extremo y se pierda la profundidad que te ofrecen jugadores como Ansu o Dembélé. Clement Lenglet está siendo muy cuestionado tras sus últimas actuaciones, el central galo parece no haber levantado cabeza desde el 2-8, está muy lejos de su mejor nivel y todo indica que Araujo acompañará a Piqué en la defensa una vez se recupere de su lesión. Miralem Pjanic fue una de las últimas pifias de la junta de Bartomeu, el centrocampista bosnio llegó el Camp Nou el pasado verano a cambio de Arthur, esperando que pudiera aportar veteranía y liderazgo en el centro del campo, pero la realidad es que no se ha acabado de adaptar y tan solo ha completado 4 partidos completos esta temporada.

 Tal como se esperaba desde un principio, esta es una temporada de transición y la esperanza de ganar títulos se queda en eso, esperanza. Para poder avanzar y dar paso a un nuevo ciclo, el Barça debe decir adiós a muchos jugadores y dar entrada a nuevas joyas como Pedri o Ansu, tan solo hay que saber dónde buscar.

Ángel Mayas

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

1 Comentario

  1. Freddy

    Hace 4 Temporadas tuv8mos el primer aviso serio… El PSG nos metió 4 en París, y aunque luego se realizó el milagro en la vuelta, la Juve en la siguiente ronda nos metió 3 en Turín y quedamos fuera.

    La siguiente Temporada fue la Roma que nos ganó 3-0 con una Plantilla que en la Liga Española hubiese tenido problemas para clasificarse para la Europa League.

    Al año siguiente, el varapalo de Liverpool…

    La pesadilla de Lisboa de la Temporada pasada contra el Bayern aún colea entre el Barcelonismo..

    Y todo sigue igual. Cambios de entrenadores, mediocridad y despilfarro en la Dirección Deportiva y jugadores como Piqué o Bisquets que siguen siendo titulares indiscutibles.

    El Barça debe cambiar la filosofía actual. Debemos volver a contar con la Cantera, fichar 3 o 4 jugadores foráneos que marquen diferencias y que el Socio vuelva a sentirse identificado con el equipo. Y si los primeros años no se gana nada, los resultados acabarán llegando.

    Salut!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This