Seleccionar página

Ronald Koeman dio el pasado lunes una entrevista al medio inglés The Athletic. Entrevistado por el mítico delantero de los Three Lions Alan Shearer, con quien se encontró en más de un campeonato continental, habló francamente de su situación en Barcelona y de las dificultades que vive en el cargo.

Tras un inicio complicado, en el que el técnico neerlandés se encontró con un vestuario todavía digiriendo la derrota en Lisboa y en plena deconstrucción, Koeman parece haber enderezado el rumbo. Al menos los resultados lo respaldan. Quedan ya muy lejos pinchazos como el de Getafe, el del Clásico en el Camp Nou o las dos derrotas seguidas frente a Cádiz y Juventus en una misma semana. Ahora, sin embargo, sólo se habla de Messi.

“Fueron tiempos difíciles porque él es todavía el mejor jugador, pero estaba enfadado por ciertas situaciones en el club”, dice Ronald sobre el astro argentino. “Lo primero que le dije al club fue, de acuerdo, no es mi problema. Es un problema entre el club y el jugador. Y vosotros tenéis que resolverlo”. Al final, Leo aceptó quedarse a regañadientes y Koeman pudo contar con él. Y ya le ha salvado en más de una ocasión.

“Hablé con Leo en su casa antes de empezar la temporada y planeé cosas con él. Estaba muy entusiasmado”. Koeman, lejos de ser un gran estratega en lo táctico y un astuto intervencionista en los partidos, ha demostrado tener buena mano en la gestión del vestuario. Y con Messi parece entenderse bastante bien.

Koeman nunca se ha arrugado a la hora de tomar decisiones drásticas. Nada más llegar a Barcelona se puso manos a la obra con las salidas, primero Arthur, Rakitic, Arturo Vidal o Semedo. Más tarde llegó la polémica marcha de Luis Suárez al Atlético de Madrid, con esa famosa llamada de pocos minutos en la que el técnico neerlandés le comunicó al uruguayo que no contaba con él. Suárez es ahora el pichichi de la Liga con 14 goles, pero Koeman no parece muy arrepentido de dejarlo ir.

“Es parte de tu trabajo,” dice. “Necesitas tomar estas decisiones. Estamos cambiando, y por supuesto que hubiera sido mejor que Luis Suárez firmara por la Juventus en vez de por el Atlético de Madrid porque sigue en la liga española, pero debíamos tomar esa decisión. Y sigo de acuerdo con lo que hicimos”. 

La celebración de las elecciones a la presidencia del club se pospusieron el pasado mes de enero hasta el 7 de marzo. Koeman, preguntado sobre este tema, incidió en la necesidad de tener alguien al mando para enderezar el rumbo del club. “Necesitamos un presidente que pueda manejar el futuro de esta entidad. Lo más difícil para mí como entrenador es que no haya un presidente, no haya un número 1 que tome las decisiones oportunas. Es difícil seguir así, sin nadie con quien comunicarse”.

Iker Lloveras

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This