Seleccionar página

No es la primera vez que Miralem Pjanić despierta el interés del Fútbol Club Barcelona, pero esta vez, al contrario que en el verano de 2018, parece ir en serio. En las últimas semanas el club azulgrana ha mantenido contactos con “La Vecchia Signora” para hacerse con los servicios del jugador bosnio, uno de sus grandes objetivos en este mercado.

En un primer momento, la Juventus planteó un cambio por Arthur, a lo que el futbolista brasileño se negó tajantemente en varias ocasiones, mostrando en redes sociales su interés por seguir en Can Barça y hacer historia en el club. Las últimas informaciones plantean un trueque en el que entraría el lateral portugués Nelson Semedo, por el que el club italiano estaría dispuesto a ofrecer a Pjanić, De Sciglio y una suma de dinero que rondaría los 25 millones de euros.

El futbolista bosnio ha ido retrasando su posición con el paso de los años, pasando de jugar de mediapunta en sus inicios en el Metz a hacerlo de pivote en sus últimas temporadas en la Juve. En fase defensiva, que nunca ha sido su fuerte, sus prestaciones han mejorado notablemente, promediando, en la presente temporada, 6.14 balones recuperados por partido, tan solo uno menos que Sergio Busquets. Si defensivamente tiene buen rendimiento, ni hablemos con el balón en los pies, ya que Pjanić promedia 68.8 pases por partido, con un porcentaje de acierto del 90%, algo al alcance de muy pocos.

Destaca por ser un jugador con una clase y una técnica impresionantes, al igual que por su capacidad de sacar el balón jugado y con muy pocos toques superar líneas de presión. A pesar de jugar como pivote, tiene una gran capacidad para llegar desde atrás y finalizar las jugadas. Pero, sin duda, su mayor virtud es el golpeo de balón, tanto en jugadas a balón parado como en balones largos.

Cabe pensar que la principal posición en la que lo utilizaría Setién sería por detrás de los dos interiores, sosteniendo al equipo. Otro de los grandes “pros” de su posible fichaje es la variedad que aportaría a la medular blaugrana, pudiéndose adaptar al interior como es habitual verle en la selección bosnia.

Miralem Pjanić no es un jugador que el Barça tenga la necesidad de fichar sí o sí, ya que hay otras demarcaciones mucho más necesitadas actualmente, pero cierto es que se adaptaría a la perfección al estilo que tanto gusta en la ciudad condal. La última oferta del equipo bianconero es prácticamente irrechazable, y creo que sería un error no aceptarla, pero si la directiva aceptase el trueque Arthur-Pjanić sería uno de los mayores errores de los últimos años.

Pablo Carretero

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This