Seleccionar página

Siempre en la vida deportiva de las instituciones, existen personas que demarcan situaciones que para los seguidores: son indelebles, para siempre. Este es el caso del futbolista Carles Puyol Saforcada: llegó a la vida en La Pobla de Segur, Lleida en el año 1978. Con tan solo 17 años llegó a las divisiones inferiores del Barcelona FC. ¿Quién podría asegurar cual sería el futuro de este chaval? ¡Si hasta jugó de delantero en sus comienzos!

Agilidad, fuerza, entereza, templanza no solo desde lo físico: también desde lo anímico: para quienes transitamos los ambientes del fútbol: es esa clase de jugadores que siempre: lo quiero en mi equipo. Un ganador neto. El 2 de octubre de 1999, debuta en la primera azulgrana de la mano de Louis Van Gaal. Desde esa zaga central: despegaba un deportista de alto rendimiento, líder por naturaleza. Y comenzarían a llegar los triunfos y con ellos los títulos: 2004/2005 campeones de la Liga Española, con Frank Rijkaard en la banca. Ronaldinho, Eto’o…y tantas estrellas de este deporte. En 2005/2006 ya era capitán de la plantilla y levantaría la ansiada Copa Europa en territorio francés. Vendrían tiempos de traicioneras lesiones: una de las más temidas: rotura de ligamentos rodilla derecha: allí demostró su temperamento y fuerza de voluntad.

Recién en la temporada 2008/2009 volvió el gran capitán a las lides con la fuerza de siempre…y un poco más. Allí sí serían temporadas de oro, de títulos y más títulos: la nave la comandaba el gran Pep Guardiola, sumado a ese pequeño gran jugador que no dejaría de deslumbrar al mundo: Lionel Messi: la mesa estaba servida. El triplete tan soñado, llegó como fruta madura:  Liga, Copa del Rey  y la Champions….

La selección nacional no se prohibiría de contarlo en sus filas: Mundial de Corea (2002) y Alemania (2006). En el año 2008 la roja se hace de la segunda edición de la Eurocopa. Una plantilla de lujo, que más se podía pedir:  Casillas, Iniesta, Xavi Hernández, el “niño” Torres…

Pero faltaba la perla mayor, año 2010 mundial de Sudáfrica, precisamente con un gol de cabeza de Puyol España eliminaba a Alemania y accedía a la final. A pocos días, el gran acontecimiento mundial: se enfrentaban España vs Holanda. La Roja saldría vencedora (1 – 0): España campeón mundial de fútbol 2010. Con ello: el Gran Capitán, tendría en sus vitrinas todos los palmareses posibles a los que se pueda acceder en el fútbol de la Península.

¿Qué se puede agregar de Carles Puyol?: siempre dispuesto a darlo todo por la divisa azulgrana, dignificó al jugador profesional, entrega hasta el último minuto de juego: ejemplo para las generaciones venideras. Un gladiador, digno del Coliseo Romano…Corazón de León: en campos de batalla catalanes….

Lesiones complicadas, fueron apurando el adiós definitivo de este gigante de los estadios. Homenajes, el último partido vistiendo a la casaca Catalana (frente a Nigeria 1 -1) el 2 de enero de 2013. Durante 15 años dio el presente para responderle a la afición, a su club, a la dignidad propia de un gran profesional. Bandera culé en todo el mundo. Quienes nos identificamos con esta manera de ser y jugar: solo nos resta decirle gracias por tanto!

 

Néstor Nani

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This