Seleccionar página

El 28 de mayo de 2011, el FC Barcelona se proclamaba campeón de Europa por segunda vez en tres años tras aplastar al Manchester United en Wembley con una exhibición de fútbol irreal, digna de partido de Play Station con el nivel de dificultad al mínimo. Con un juego espectacular, una plantilla increíble y un tal Josep Guardiola al frente, el Barça reinaba el olimpo de los dioses del mundo del fútbol con absoluta superioridad.

Pero el Barça era admirado en todo el mundo, además de por el nivel que mostraba en los terrenos de juego, por alcanzar el summum futbolístico con jugadores que salían de La Masia. En el once de gala de ese año, 8 de los 11 jugadores habían pasado por las categorías inferiores del club azulgrana. Los diarios deportivos catalanes sacaban portadas con la frase “Cantera vs Cartera” comparando el modelo del Barcelona con el del Real Madrid, formado a base de talonario y con nula presencia de futbolistas del filial.

Sin embargo, con el paso de los años, la confianza en los jóvenes fue disminuyendo paulatinamente. Cada vez había (hay) menos canteranos en el primer equipo, y muchos de ellos salían traspasados sin motivo alguno. Unas veces para hacer caja, otras porque “no daba el nivel”. Esto se ha visto reflejado en el último mercado de invierno. Carles Pérez y Abel Ruiz abandonaban el club para irse a Roma y Braga, respectivamente. Pocos días después, el Barça hacía oficial la llegada de Martin Braithwaite por 18 millones de euros. En mi humilde opinión, no entiendo por qué se traspasó a Carles Pérez. Había rendido correctamente en todos los partidos disputados como azulgrana y podía seguir cumpliendo el rol de cuarto/quinto delantero perfectamente. ¿Era necesario pagar 18 millones por Braithwaite para que juegue cuatro ratos? Yo creo que no.

Además, como he mencionado, Abel Ruiz también ha sido traspasado. Ha jugado solamente un partido en el primer equipo. Mejor dicho, 22 minutos. ¿Por qué no se le ha dado ninguna oportunidad? Muchos dirán que no tiene nivel. ¿pero como sabe uno si tiene o no nivel para el Barça si solo ha jugado un partido con el primer equipo?

Y este tópico generalizado que ha invadido la mente de muchos barcelonistas, el de “no hay cantera”, no es cierto. No es que no haya cantera. Lo que no hay es confianza en la cantera, como sí había antaño. ¿Alguien duda que si Busquets no hubiera coincidido con Guardiola habría hecho las maletas? Yo no tengo la más mínima duda. Busquets, en 2008, era un chaval de Badia que jugaba en 3ª división. En 3ª. ¿Creéis que Valverde hubiera depositado su confianza en un chico que juega en 3ª, teniendo a Touré Yaya, Keita, Iniesta, Xavi, Iniesta, Deco o Edmílson en su plantilla? No hay más preguntas, señoría.

Samper, Cucurella, Aleñá o Adama son los mejores ejemplos de la poca fe en los chavales de La Masia. Samper pasó por todas las categorías formativas del Barça y siempre se había hablado bien de sus cualidades. A pesar de estar lastrado por continuas lesiones, fue de cesión en cesión y nunca tuvo oportunidades para demostrar aquí si tenía “el nivel”. En la temporada 18/19, cuando volvió al primer equipo en la que podía ser el último tren para seguir en Can Barça, solo disputó un partido: la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante la Cultural Leonesa. Desgraciadamente, tuvo que retirarse lesionado en la primera mitad. No volvió a vestir la zamarra azulgrana.

Aleñá ha tenido que salir cedido cuando ha demostrado estar capacitado para estar en el primer equipo. Igual que Cucurella. No obstante, Ansu Fati sí está jugando con regularidad, ¿pero alguien duda que, si hubiera venido Neymar, nadie conocería a Fati?

 

La realidad es que no se mira a la cantera. Porque el Barça B juega bien, muy bien, a futbol, pero ningún jugador del cuadro de García Pimienta ha tenido continuidad en la primera plantilla. Collado, Monchu, Riqui Puig, Jandro Orellana, Akieme, Iñaki Peña… 27 minutos esta temporada entre los seis. Un dato demoledor. No podemos saber si estos jugadores tienen nivel si no apuestas por ellos. Xavi era el “cáncer” del Barça para la prensa en sus primeros años. Puyol tampoco tenía capacidades para triunfar. Y si no fuera por Guardiola, seguramente no conoceríamos a Busquets. Y quizás a Messi tampoco.

Es cierto que pocas veces saldrán jugadores del nivel de Iniesta, Messi o Xavi, y seguramente muchos canteranos no den la talla para estar en el primer equipo, pero si no se les da oportunidades, es imposible saber si son válidos o no.  Setién tiene que ser valiente y transmitir confianza a los jóvenes del filial.  Mucho homenaje a los 40 años de La Masia, estatuas y estadios con el nombre de Cruyff pero a la hora de la verdad se usan a los canteranos como moneda de intercambio. ¿Qué mensaje les transmites a todos estos chavales que ven que nunca gozaran de minutos? Intentemos cambiar este pensamiento de “No hay cantera” cuanto antes y volvamos al modelo que nos hizo grandes.

Adrià Regàs @arq1027

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

1 Comentario

  1. Juan Torres

    Al fin, alguien lo ha dicho. Estos chavales se les juzga muy rápido. Juegan pocos minutos para mostrarse y si no se regatean a medio equipo, entonces la prensa los categoriza como “no tener ADN Barça.” Una tristeza, pero veremos que pasará en el futuro. Ojalá Setién tenga valentía y apueste por ellos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This