Seleccionar página

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Quizá no hayan sido las formas, quizá tampoco el momento adecuado, pero lo que no podemos negar es que el equipo necesitaba un cambio, salga bien o salga mal, pero la sensación que teníamos los culés es que con Ernesto, el batacazo podría volver a llegar en cualquier momento.

Posiblemente, con Valverde no hemos disfrutado en ningún momento de un juego vistoso ni agradable para el espectador, sobre todo para el del Barça, acostumbrado a otras características de juego.

Seguramente, hayamos sufrido dos de las peores derrotas y humillaciones de los últimos años, pero el técnico extremeño ha dejado en las vitrinas del club una Supercopa, una Copa del Rey y sobre todo dos Ligas, a las que no se les ha dado la importancia que merecían al ser empañadas por las mencionadas debacles en Champions, o tal vez por haberlas ganado sin apenas emoción, debido a la clara superioridad del equipo con respecto a sus principales rivales.

Debemos agradecerle siempre su tono agradable y caballerosidad, a pesar de haber sido puesto en el ojo del huracán, tanto cuando algún resultado no era el esperado, como por la pérdida del estilo Barça en numerosas ocasiones, sobre todo tras la debacle de Roma, sin ser, por supuesto, el único culpable.

Pero como dice el refrán “Un clavo saca otro clavo”, y tras el casting exprés que ha realizado la directiva, en el que el “no”, no lo daban los mandatarios sino los candidatos, el clavo elegido es Quique Setién.

Apuesta arriesgada, un “All in” en toda regla de la junta de Bartomeu, al que no se le puede reprochar que la elección no se amolde a los cánones del club. Un apasionado de la posesión, un seguidor forofo de la filosofía de Johan, un fan de Busquets y un incondicional de Messi, cuyo sueño era entrenar al Barça.

Una nueva batuta, la cual, dirigió orquestas de menor nivel y las hizo sonar bastante bien, hasta que sus seguidores se cansaron de su estilo, cosa que aquí probablemente no pase. 

Es aventurarse demasiado, pero por qué no vamos a confiar si tenemos un nuevo director y los mejores músicos que le podemos otorgar. Solo hace falta buena sintonía entre ambas partes y eso hará que el cántabro triunfe en Can Barça.

Víctor Diosdado Hernández @victordisloke

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This