Seleccionar página

Ronald Koeman aterrizó a mediados de Agosto del 2020 en Barcelona para cumplir uno de sus sueños, volver al equipo su vida, aquel que coronó como campeón de Europa por primera vez en su historia, allá por Wembley en el 92.
Ronald nunca se había escondido cuando en alguna que otra entrevista le preguntaban, tras llegar a los mandos de la ‘orange’, que su máximo deseo a nivel de club era entrenar al Barça algún día.

El Barça terminaba la temporada 19-20 en blanco tras romper una racha de trece temporadas cosechando títulos. Además, lo hacía con la peor derrota de su historia en Europa, aquel fatídico 2-8 ante el Bayern en el estadio Da Luz. Bartomeu se aferraba a exprimir su mandato a pesar de las presiones de aficionados y socios a dimitir.

Y verano movidito el que se vivió en Can Barça. La directiva a la que la justicia ya le estaba echando el ojo tras el escándalo del mal llamado “BarçaGate” ponía contra las cuerdas al mejor jugador de la historia del club, reteniendo a Leo Messi contra su voluntad de salir en un bochornoso culebrón para la imagen del club y bastante doloroso para el aficionado.

El barco se hundía, y si alguien se atrevió a subirse fue el bueno de Ronald. “Sé que hay elecciones y que tengo contrato dos años. Solo puedo trabajar y ganar.”, dijo entre otras cosas el holandés en el día de su presentación. Además, le tocó lidiar con un Leo Messi que volvía a los entrenos tras un pequeño período de rebeldía y para colmo, Ronald pedía fichajes y estos no llegaban, mejor dicho, no llegaron nunca.

A pesar de todo, Koeman ha sabido estar presente, con sus valores y su barcelonismo por encima de todo, ajeno a los caos institucionales que han dañado la imagen del club ante todo el panorama internacional. Las elecciones se acercan, y Ronald sabe que su continuidad la temporada que viene está más que complicada. Los resultados no terminan de acompañar, y la llegada del nuevo presidente con un renovado proyecto ponen en duda la continuidad del holandés.

Esta semana, durante la rueda de prensa previa al partido copero, a Koeman le preguntaron sobre la posibilidad de que Xavi Hernández sea el próximo técnico del Barça, pregunta quizás, algo cruel. La respuesta de Ronald no ha podido ser mejor: “Tengo un año más de contrato, veremos a ver que pasa. Hasta el último día voy a estar aquí, para ayudar en todo lo que pueda al Barça. Sea un año más, sean cinco años más, sean dos meses más.”

Koeman probablemente vino en la peor época de la historia moderna del club, cuando prácticamente nadie se atrevía a hacerlo, ahí estuvo él para coger el timón de un barco que parecía que estaba destinado a hundirse. No hay duda alguna del sentimiento y los valores de Ronald hacía la samarra blaugrana. Quizá acabe cosechando algún título con el equipo de sus amores. La segunda posición en liga aun le da vida a este equipo, y porque no, soñar con unas remontadas épicas ante Sevilla y PSG en copa y Champions respectivamente. Pase lo que lo pase, siempre contigo hasta el final, Ronald.

Daniel Álvarez

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This