Seleccionar página

Duele tener que recordar resultados negativos frente al Barça, sobretodo con la herida abierta del resultado ante el PSG, pero antes de este 1-4, el Madrid y la Juventus ya habían avisado en el Camp Nou con tres goles cada uno, y el Sevilla en el Sánchez Pizjuan con ese 2-0 sentó a Ronald Koeman que venia encadenando victorias pero ante equipos menores.

Lo peor que nos dejó Guardiola fue que el listón estuvo tan tan arriba, que solo valen las victorias y sobretodo los trofeos, sin eso, todo lo que sea no levantar el campeonato al final de temporada no valdrá para nada. Y en esta era de transiciones, con caras nuevas, con jóvenes de la masía y refuerzos que han venido y vendrán a Can Barça es apurar las adaptaciones y quemar etapas.

Otra humillación europea se sumó a la vitrina: Roma, Liverpool, Lisboa y ahora Barcelona, porque esta vez en el Camp Nou el Barça se comió flor de baile, en el que solamente faltaron los aficionados para unirse a la fiesta de Mbappé que, sin Neymar ni Di María, el PSG fue muy superior al Barça y no es la primera vez que un rival fuerte, sólido, equilibrado y con pegada doblega al Barça de Messi.

El Sevilla avisó hace poco, nadie escuchó, la victoria frente al Alavés olvidó la derrota en Copa del Rey, y los horrores y errores ante equipos tan importantes se pagan. Habrá que apelar a la heroica frente al Sevilla en Copa del Rey y en Paris para tratar de acceder a los cuartos de final de la Champions.

Tomas Topelberg @tomastopelberg

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This