En el mundo del deporte, la polémica es una parte más del mismo, tanto dentro, como fuera de las instalaciones deportivas. En lo que se refiere a la parte externa, durante las últimas semanas estamos hablando del horario del próximo Barça-Real Madrid, de la controversia por la emisión del Barça-Atlético de fútbol femenino, o de la nueva Supercopa de España, y de su posible disputa en Arabia Saudí, entre otros temas, que afectan directamente a los aficionados. A estas cuestiones más recientes en el tiempo, podemos añadir otros casos menos actuales, pero igual de polémicos. Por ejemplo, el intento de disputar el Girona-Barça de la pasada Liga en Miami, o el juicio por los horarios de los partidos de las jornadas de Liga; o incluso la disputa en Marruecos de la pasada Supercopa de España, que enfrentó al Barça y al Sevilla en tierras africanas. Será casualidad, pero el Barça está en casi todas. Podría añadir más ejemplos, pero con estos tengo más que de sobra para demostrar mi teoría:

Los aficionados de a pie no le importamos nada a los que manejan el fútbol, y el deporte en general. Sólo nos quieren para pagar. ¿Alguien ha pedido la opinión de los aficionados?. No. Si quieres ir a un estadio, prepárate a pagar una pasta por las entradas, y espera a ver que horario tiene el partido. Te puede tocar quedarte hasta las once o las doce de la noche, en pleno invierno, o a las cinco de la tarde en pleno verano. Suerte tendrás si no te agarra una pulmonía o te da una insolación. Puede que algún día pongan el partido de tú equipo a una hora en la que puedas ir al campo con tus hijos, sin riego evidente para la salud de todos, pero eso sí, ese día, dejarás la cartera temblando para lo que resta de temporada.

Y la cosa no acaba aquí. Si decides ver el partido de Liga de tu equipo por televisión: paga. Si decides ver el partido de Champions por la tele: paga. Si visto como está el panorama, decides pasar del fútbol y ver otro deporte por televisión, como el baloncesto, la Formula 1, Moto GP, o algún Grand Slam de tenis: paga. Y si te estás enganchando al fútbol femenino, ya puedes prepararte para empezar a pagar. Y así, en un bucle infinito, con todo lo que al aficionado al deporte le pueda interesar seguir.

Me gustaría recordarles a todas las grandes empresas audiovisuales que intentan monopolizar todo lo que tocan, así como destruir o absorber a la competencia, y también a todos los dirigentes o responsables de las iniciales: LFP, RFEF, AFE, ACB, ATP, F1, LNFS, etc., que todo esto, incluido su negocio, no sería posible sin los aficionados. Por lo tanto, un poco de consideración y de respeto hacia nosotros, los seguidores y espectadores de sus emisiones, no estaría nada mal a la hora de tomar sus decisiones, esas que tanto nos afectan.

Basta ya de ver, oir, callar y tragar. Empiecen a pensar un poquito más en los aficionados, porque en el negocio ya piensan bastante.

Hagan ese favor a los seguidores, que nosotros se lo agradeceremos profundamente.

Miguel Barreto de Mora

Colaborador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver otras noticias de nuestro blog
Destellos de genio
Destellos de genio

Severo correctivo del Barça (4-0) a un Sevilla serio, que no hizo concesiones durante la primera media hora de partido. Los azulgrana se vieron en apuros durante bastantes minutos, mientras los andaluces llegaban hasta los dominios de Ter Stegen, aunque, para suerte...

leer más
¿Un final feliz?
¿Un final feliz?

Actualmente, predecir como será el final de temporada de este Barça, es jugar a ser adivino. Un equipo, de momento, sin rumbo, como un barco a la deriva, no te da garantías de nada. Da una de cal y otra de arena y cada partido es la misma incertidumbre: ¿Con qué Barça...

leer más
¡Invictus!
¡Invictus!

FÚTBOL SALA -   Después de ganar por 3-6 en la pista del Ribera Navarra el pasado fin de semana, los de Andreu Plaza llegaban al partido frente al Jaén, con 12 puntos a favor de 12 posibles, y con el extra que supone jugar en un Palau que nunca defrauda. El primer...

leer más
La historia interminable
La historia interminable

Éste es el cuento de nunca acabar. Jamás habrá un pensamiento unificado acerca del estilo, de la forma de juego, de nuestro equipo. Discrepancias entre la manera en la que debemos jugar existirá siempre en el entorno culé, algunos defendiendo que  hay que jugar un...

leer más
Share This