Seleccionar página

Durante los últimos días mucho se está hablando de los devastadores números negativos que han dejado en el FC Barcelona Josep María Bartomeu y su junta en los años que han estado al frente del club. Deudas, deudas y más deudas, el club al borde de la quiebra absoluta, y la amenaza cada vez más real de convertirse en sociedad anónima.

Mi teoría desde hace mucho tiempo es que, igual, convertir el club en sociedad anónima, era el plan desde el principio, porque otra explicación lógica a la desastrosa gestión, al despilfarro y a los inexplicables fichajes y ventas de jugadores no la encuentro. Pienso que no se puede ser tan inútil y dañino para el club sin pretenderlo. Sería este un buen tema para debatir con gente que conozca bien el club y la forma de gestionar el mismo.

Como en lo económico el panorama es desolador, me he puesto a comparar los números deportivos de la temporada pasada con Ronald Koeman en el banquillo con los de esta para ver si encontraba un poco de consuelo, reconozco que sin demasiadas esperanzas de lograrlo. Pues bien, en liga estamos igual de mal que la temporada pasada y, en Champions, mucho peor. Desolador. Y sin dinero para despedir al entrenador, que, no nos engañemos, es el único motivo por el que el técnico holandés ha continuado esta temporada al frente del equipo. 

En liga, he comparado los resultados de esta temporada con los mismos siete equipos a los que nos hemos enfrentado y en los mismos escenarios, como local o visitante. 

Real Sociedad, Athletic, Granada, Cádiz, Levante, Getafe y Atlético han sido hasta ahora los rivales. El resultado es casi idéntico al de la pasada temporada. El Barça tiene los mismos puntos, 12, que el año pasado frente a estos rivales, un gol a favor menos, 13 de la temporada pasada por 12 de esta, y dos goles en contra menos, 10 por 8 de la actual. Recordemos que en la anterior temporada el FC Barcelona termino tercero, algo que sin duda nuestro entrenador firmaría, y que yo, visto el panorama, estoy por firmarlo también. 

Por otro lado, yo siempre digo que hay dos ligas dentro del campeonato. Por un lado, la que juegas contra tus rivales directos, en este caso Real Madrid y Atlético, y por otro, la que juegas con los equipos recién ascendidos y de la parte baja de la tabla, que seguramente no te hacen ganar el campeonato, pero que sin duda te lo hacen perder como tropieces varias veces frente a estos equipos.

Con sólo siete partidos jugados es pronto para valorar como se están dando los partidos frente a los rivales en teoría más asequibles. En la pasada temporada, los resultados frente a estos equipos fueron muy similares a los obtenidos por nuestros rivales directos, la diferencia al final del campeonato con Atlético y Real Madrid se refleja claramente en los enfrentamientos directos.

Contra los blancos, dos derrotas en dos partidos, cero puntos blaugranas de seis posibles, seis de seis para los blancos. Frente a los colchoneros, sumando la derrota de hace unos días en el Metropolitano, tres partidos jugados, dos derrotas y un empate para los culés, un punto de nueve para los nuestros y siete de nueve para los colchoneros. Cifras demoledoras contra los intereses azulgranas, recordemos que el campeón fue el Atlético con 86 puntos, segundo el Real Madrid con 84, y tercero el Barça con 79. No creo que sea una casualidad.

En Champions, la comparativa es terrible. Si bien los rivales son distintos y no se puede hacer el mismo análisis, decir que mientras la temporada pasada con dos partidos jugados el equipo apuntaba a ser primero de grupo, aunque luego en otra noche negra se perdió esa posibilidad en la última jornada en casa frente a la Juventus, en la actual, dos partidos jugados dos derrotas, 0-3 frente al Bayern y 3-0 frente al Benfica, cero goles a favor por seis en contra, y lo más parecido a un remate a portería en dos partidos fue uno de Luuk De Jong en Lisboa con la entrepierna que acabo en el palo, tanto el balón como el holandés. Este es el panorama, y, a día de hoy, la Europa League parece el objetivo más realista.

Soy consciente de que es pronto todavía, y que hay tiempo y margen para darle la vuelta a la situación, pero, insisto, hoy en día, los números deportivos se empiezan a parecer bastante a los números económicos, y eso es una pésima noticia. Tarjeta roja también a la gestión deportiva del equipo y sus cifras.

José Miguel Barreto De Mora @Mbarretodemora

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This