Seleccionar página

Mala jugada la de Ilaix Moriba y sus representantes de la agencia Rogon, por la que firmó hace apenas unos meses.
El fútbol, como la vida misma, evoluciona. Vivir en estos tiempos de fútbol moderno, en que los sponsors, el mundo de las redes sociales, las firmas por grandes marcas sumado a un mal asesoramiento por parte los agentes futbolísticos, llevan a un ambiente nada sano para las nuevas generaciones de jugadores que vienen de camino o que, incluso, ya están aquí.

Hemos visto casos recientes como el de Xavi Simons, que llegó a La Masía con tan solo 7 años, convirtiéndose en uno de los jugadores con más proyección de la cantera azulgrana. El holandés tenía todo un claro futuro que le llevaría al primer equipo, pero vivir en tiempos de fútbol moderno es difícil para chavales como ellos, y más cuando te representa un tal Mino Raiola, tratándote como si fueses una mega estrella consolidada, y claro, vienen las tentaciones con ofertas millonarias y comisiones estratosféricas. Xavi Simons acabó poniendo rumbo a París, el PSG le firmó con un contrato que rondaría el millón de euros anual, recordemos, a un chico de tan sólo 16 años, por aquel entonces en el 2019. La oferta del Barça apenas llegaba a los 200.000 euros anuales y no pudo hacer nada. Xavi Simons se despidió de la afición a través de una carta en redes sociales, una carta que la podía haber escrito cualquier leyenda que abandona el club después de toda una vida.

Ilaix Moriba, de 18 años, ha jugado 14 partidos con el primer equipo durante la temporada 2020/2021.  Se convirtió en un usual para Koeman, dejando notables actuaciones en varios encuentros ligueros. El canterano cumple contrato en 2022, y la oferta que le hizo el Barça para renovar, parece ser, que no fue de su agrado ni el de su agencia de representantes, que amenazaron con aceptar ofertas mucho más altas de grandes clubes de Inglaterra.

Pero el Barça no está para chantajes este año, y ha adoptado una política, desde mi punto de vista, necesaria y admirable. Ilaix no hará pretemporada con el primer equipo, y será relegado al B, hasta que renueve aceptando las pretensiones que ofrece el Barça, o salga traspasado a otro club, ya que, si decide no renovar, Laporta traspasará si o si al jugador para así evitar que salga gratis el año que viene.

Una pena que los jugadores de hoy día ya no tengan esa paciencia que un día tuvieron Xavi, Puyol, Busquets, Pedrito, Valdés… El dinero y las malas gestiones pueden llevar a perder una bonita carrera en el mundo del deporte. Ilaix aún está a tiempo de salvarse, no va a encontrar mejor sitio y mejor club en el mundo para progresar y ganar títulos que en el Barça. Hay que salvar al fútbol y a estos jóvenes, por eso hoy más que nunca, necesitamos menos Xavi Simons y más Puyoles.

Dani Álvarez

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This