Seleccionar página

Mino Raiola tenía todo acordado con Joan Laporta para que Gianluigi Donnarumma, portero del AC Milan, llegue al FC Barcelona con el pase en su poder el próximo mes de julio pero desde la secretaria técnica terminaron por rechazar el arrivo del italiano para no tensar la cuerda con Ter Stegen.

La situación del guardameta alemán es clara, se siente importante en el plantel y no valora ninguna oferta porque su futuro lo tiene definido, seguir en el Barça y al área deportiva le volvieron los fantasmas de la situación que tuvieron que vivir con Ter Stegen y Claudio Bravo en 2014 y decidieron por no volver a eso y no fichar al italiano.

Era una muy buena oportunidad de mercado la llegada de Donnarumma sobretodo porque venia a coste cero, aunque su sueldo iba a estar entre los 10 y 12 millones de euros al año, y para ser un portero suplente o de copa, optaron por subir a Iñaki Peña y tratar de hacer caja con la marcha de Neto del Barça.

Tomas Topelberg @tomastopelberg

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This