Seleccionar página

Con la contundente victoria del pasado día 17 frente el Athletic Club en la final de la Copa del Rey por 4 goles a cero, el FC Barcelona, y los culés, volvemos, por fin, a celebrar un título después de casi 2 largos años sin poder hacerlo. Han sido meses durísimos en los que se han perdido dos finales, una de Copa y otra de Supercopa, contundentes y dolorosas eliminaciones en Champions, dos entrenadores cesados (Valverde y Setién), la escandalosa y desastrosa gestión de la anterior junta de Josep María Bartomeu, el burofax de Leo Messi, la moción de censura, la junta gestora de Tusquets, y finalmente elecciones anticipadas en mitad de la temporada, entre otras cosas…

Es por todo esto que los culés teníamos tantas ganas de volver a celebrar algún título de nuevo, pues ya casi lo habíamos olvidado. Cierto que la Copa no es el título más prestigioso ni más importante, pero lo hemos celebrado más que la Liga de hace casi dos años con Valverde de entrenador. Al final, los títulos son títulos, y dependiendo del momento, el lugar y el rival, son más celebrados o menos. Todos los clubes o jugadores, incluyen en su palmarés lo que han ganado, no descartan ninguno por ser menos valioso o prestigioso. Yo siempre digo que, para mí, la Liga es el título más importante, la Champions el más prestigioso, y la Copa el más bonito. Las dos Supercopas y el Mundial de clubes, son esos títulos que los que no las disputan ningunean, las llaman “chupitos” o “mundialito”, pero cuando es su equipo el que la disputa, ya vuelven a ser títulos, y si las ganan, bien que las celebran. Personalmente os diré que hacía mucho tiempo que no me enfadaba tanto con una derrota del Barça como cuando se perdió la Supercopa con el Athletic el pasado mes de enero.

Esta victoria debe hacernos valorar más a todos los títulos y las finales alcanzados, que, en ocasiones, no valoramos en su justa medida, independientemente del título, el momento o el rival. Los jugadores del Barça creo que se han dado cuenta de la importancia que verdaderamente tiene ser campeones de algo. Los jóvenes y los nuevos estaban tan felices porque muchos de ellos celebraban su primera Copa, y los veteranos, porque después de tantos años ganando títulos, y este tiempo sin volver a ganar, han comprendido que esta Copa puede ser la última que levanten, quien sabe, y que todos los triunfos hay que celebrarlos como el primero.

Ahora toca dejarlo todo para ganar la Liga, no será nada fácil, hay que ganar todos los partidos de aquí al final del campeonato, pero la tranquilidad que da haber vuelto a levantar un título después de tanto tiempo y tantas decepciones, hacen que se pueda conseguir el doblete esta temporada, algo impensable hace solo unos meses. Por cierto, enhorabuena a las secciones de hockey hielo y balonmano, que este fin de semana se han proclamado campeones de liga, en el caso del balonmano ya van once de forma consecutiva. Es lo que tiene ser seguidor del mayor y mejor club del mundo, que, aunque en una sección llevábamos tiempo sin poder celebrar nada, en otras no han parado. ¡Enhorabuena culés!
José Miguel Barreto De Mora @Mbarretodemora

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This