Seleccionar página

23, es el número de apariciones en partidos oficiales con el F.C Barcelona de Pedri. Aunque quizá a estas alturas ya deberíamos llamarlo por su nombre completo, Don Pedro González López, porque se lo ha ganado a pulso. Ya hay muchos aficionados que lo comparan con Andrés Iniesta, para otros es algo desmesurado hoy en día, pero es que la irrupción del futbolista canario da para al menos, plantearnos esa duda.

El tinerfeño de tan solo 18 años, ahora mismo además de indiscutible en los equipos de Ronald Koeman, es quizá el futbolista más desequilibrante de la plantilla junto a Leo Messi. Se encuentra cómodo como interior, en la media punta e incluso en el doble pivote. Observando sus recitales, se ve que su principal cualidad, es la perfecta toma de decisiones, no erra un pase, da salida al esférico desde atrás, es determinante en la frontal, se complementa a la perfección con De Jong y para más inri, parece que lleva una década compartiendo vestuario con Leo Messi.

Su juego se asemeja a un baile sobre el césped, parece que flota sobre el terreno de juego, siempre apareciendo en el espacio libre, cual bailarín cuando salta, gira y ocupa toda la pista, con una sutileza que parece que lo están manejando desde arriba con cuerdas que manipulan sus extremidades. Además, para bailar se pone los tacones, la pista de baile de Zorrilla y la de San Mamés ya lo han presenciado, una pena que se encontraran vacías de espectadores que vieran en directo semejantes rúbricas.

Pero ojo, que cuando hay que limpiar la pista, se quita los tacones, deja de flotar y se pone manos a la obra, porque el canario no solo destaca en el aspecto ofensivo, sino que se vacía presionando y recuperando balones a lo Busquets. Es tremendo, el potencial físico que tiene, y es que cuando una persona tiene unas cualidades determinadas para una tarea y, además hace bien la labor para la cual no cuenta con tantas, es que estamos ante un verdadero portento.

Y no baila solo, sino que lo hace con la mejor pareja que puede haber, Leo Messi. Se entienden a la perfección, porque el argentino necesita exactamente lo que le aporta Pedri. Apertura de espacios, devolución de paredes, cambio de roles entre ellos y su misma manera de ver el fútbol. Cuando un partido se atasca y Leo baja a hacer el rol de centrocampista, ya hay otro Leo en la frontal que es el propio Pedri, para apoyar, girar, encarar o simplemente hacer magia. Estamos ante la extensión del rosarino en el campo.

Solo 23 bailes oficiales, y ya es esencial en el equipo, cuando siga actuando en las mejores pistas y nos siga deleitando con su fútbol, podremos empezarlo a comparar con otros mitos del club blaugrana, pero hasta entonces, disfrutemos de Pedri, que de momento es mucho más que suficiente.

Víctor Diosdado Hernández @victordisloke

Colaborador

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

Fundación Eric Abidal

El 10 del Barça colabora con la
Fundación Eric Abidal

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver otras noticias de nuestro blog
Share This